Une los puntos: Los lunares asaltan la calle


Siempre he considerado los lunares un estampado de verano, por eso me ha sorprendido tanto verlos conquistar las calles de medio mundo mezclados con prendas invernales. Sí, es verdad que es un clásico y que según el tamaño era más fácil llevarlos cuando llegara el frío, pero lo cierto es que este año han llegado con fuerza para quedarse.


Los hay para todos los gustos y colores: los clásicos tops en blanco, azul marino y negro, circunferencias perfectas, círculos enormes y las versiones más diminutas de topos invaden sin reservas los armarios de toda fashionista que se precie. 


Entre las tonalidades predilectas, el negro sobre fondo blanco llevará la voz cantante, sobre todo con los topos de menor tamaño. Perso siempre hay alguna moderna que se atreve con tonos más arriesgados como el rosa... ¡y nos encanta!


Si bien es cierto que el vestido corte años 50 se lleva la palma, los lunares han extendido su reinado más allá de ellos y de las blusas. Hoy, pantalones, faldas plisadas, abrigos e incluso zapatos se han dejado conquistar por esta tendencia.


¿Cómo llevarlos?

El lunar lo acepta todo y por eso es una tendencia sencilla de llevar. Sin embargo, hay un hecho fundamental que no podemos perder de vista, y es que se trata de un estampado que ópticamente ensancha. Es por ello que puede ser un gran aliado a la hora de crear sensuales curvas o exuberantes volúmenes; pero si lo que buscamos es el efecto contrario, lo mejor es limitarse a utilizarlo en accesorios como zapatillas, zapatos, bolsos o pañuelos para dar un toque divertido a cualquier look.



Las fotografías no me pertenecen, aunque los collages sí. The images are not mine, but the collages are.


Puedes seguirme también a través de

Comentarios

Entradas populares de este blog

Historias de éxito: Scalpers.

Naëlle, una tienda de la que enamorarse

Realidad en blanco, negro y carmesí