viernes, 3 de febrero de 2017

Los encantadores beanies de Jennifer Behr


Últimamente tumblr se está convirtiendo en una fuente inagotable de inspiración, tanto para ilustraciones, como para productos que comprar o, como es el caso de hoy, posts.

Sabéis que soy una concienzuda tejedora a la que el knitting enamoró con su calidez y su relajación, así que desde el principio de mi amor con esta disciplina, empecé a seguir otras marcas y tejedores en los que inspirarme. Una de ellos, la más reciente, es la protagonista de hoy: Jennifer Behr.


¿Quién es Jennifer Behr?

Nuestra protagonista de hoy empezó estudiando escultura e historia del arte, tras lo que comenzó su carrera trabajando en una sombrerería, donde adquirió muchos de los conocimientos que aplica hoy en sus creaciones. Fascinada por la rica historia de los sombreros - sinónimo antaño de ceremonia y clase - siempre se sintió inspirada por el poder que emana un buen sombrero.

"Puede que a Cenicienta la calzaran.
Pero los Reyes y Reinas son coronados
"


Su carrera en solitario despegó en 2001, cuando trabajaba para el conocidísimo peluquero de las famosas (entre ellas, Naomi Cambell) Frédéric Fekkai diseñando sus adornos capilares y éste decidió discontinuar el negocio. Animada por una compradora de Bergdorf Goodman, se lanzó a diseñar para ella, lanzando su marca.

Desde entonces, cada temporada desde su estudio de NY Jennifer lanza nuevas colecciones inspiradas en piezas de antaño, creadas a mano con cariño y aplicando dosis de modernidad y originalidad, haciéndolas únicas.


¿Dónde puedes haberla visto?

En Estados Unidos es muy conocida, y celebrities como Zoe Saldana, Jennifer Lawrence o Taylor Swift entre muchas otras, han lucido sus creaciones en la alfombra roja - obviamente, los adornos más festivos tipo diademas y horquillas-.

Revistas como Marie Claire, Harper's Bazaar o Vogue siempre cuentan con ella para muchas de sus editoriales... lo cierto es que no sé cómo se me había escapado.


Como los precios son un poco inaccesibles ($225 – $2,200), creo que voy a tener que conformarme con disfrutar de sus fotografías...

¿Qué os parecen?



Las fotografías no me pertenecen, aunque los collages sí. The images are not mine, but the collages are.


Puedes seguirme también a través de

1 comentario :

Cília CC dijo...

¡que obras de arte! La verdad es que son muy originales, ¡como una obra de arte para llevar a diario!