miércoles, 30 de marzo de 2016

Un boom! de hidratación con Hydra Bomb de Garnier



Hoy en día cada vez son más las mujeres a las que no nos convencen  los productos antiedad clásicos, y mucho menos los que implican algún tipo de inyección u operación de algún tipo. Además, entramos en unas edades en las que queremos dar un plus a nuestra piel, pero no necesariamente necesitamos algo anti envejecimiento...

Entonces, si eres una de ellas, te preguntarás, "Si no quiero una hidratación básica y tampoco quiero productos antiedad... ¿Qué uso para cuidar mi piel?" La respuesta llega de uno de los productos que lanzará Garnier este año: Hydra Bomb... ¿Estás preparada?


La línea Hydra Bomb consta de 2 productos, uno para el día y otro para la noche, con una característica común: el agua. La idea es dotar a nuestra piel de un plus de hidratación gracias, además, al trabajo de 2 antioxidantes de origen natural (la granada y el amla) y un 7% de glicerina para proteger nuestra piel. En resumen: efecto 3 en 1 para conseguir una piel más joven.


A pesar de que tienen la misma base, algunas cosas diferencian a estos dos productos (además, obviamente, del momento de aplicación). Mientras el producto de mañana es una crema que viene en un formato idóneo para su aplicación y contiene protección solar; la de noche, con textura gel, se presenta en un tarro y contiene el doble de glicerina, además de un plus de vitaminas y un azúcar para que la hidratación sea aún más intensa. Lo interesante es que, precisamente por su textura gel, no parece que lleve tantas cosas, y da una sensación muy refrescante al echártela en la cara. Mi consejo es que, precisamente por esto, la apliquéis con una brocha, de esta manera no la calentareis con los dedos y guardará todo su frescor.


Una cosa que me encantó al probar el producto es que ambas cremas tienen una textura súper agradable al tacto y son fáciles de aplicar... Gracias a su alto contenido en agua se absorben rápidamente, y huelen divinamente. Supongo que la palabra clave para definirlo es que ambos productos son súper ligeros.


Si tuviera que ponerles alguna pega es que la crema de día, aunque aporta una protección solar, ésta es muy ligera (sólo un 10SPF, frente al 30 que recomiendan los dermatólogos) pero como no es nada empalagosa, encima podemos aplicar nuestra crema de sol y listo.


¿Qué os parece? ¿Os animareis a probarla?


Puedes seguirme también a través de

4 comentarios :

Anónimo dijo...

Es la que anuncian ahora en la tele, no?
La textura es verdaderamente ligera?

Ines Cruz dijo...

La verdad es un sí. Es muy fresquita y se nota un su base es de agua... Se absorbe genial

Anónimo dijo...

Es para las pieles jóvenes?

Ines Cruz dijo...

Si, no hay problema!