miércoles, 9 de diciembre de 2015

Una joyita de las de Olivia


Palermo. Por supuesto.
Porque ella es sinónimo de elegancia. De mezclas imposibles que funcionan. Del nuevo pijo (el que no da pereza).

Y porque su colección para Bauble Bar mola. Seriamente. Bisutería moderna con la que dar un toque de brillo a cualquier estilismo. Y si no, echad un vistazo a la sesión de fotos, que es bastante inspiradora. Me gustan casi todas las piezas, pero una de mis favoritas son los pendientes-broche.



Las fotografías no me pertenecen, aunque los collages sí. The images are not mine, but the collages are.


Puedes seguirme también a través de

No hay comentarios :