viernes, 11 de septiembre de 2015

MFShow_Women: Marcos Luengo


Cada día el mundo de la moda me descubre nuevas cosas. El lunes, fue el turno de Marcos Luengo, un diseñador que me cautivó desde el momento en que escogió regalar al público que asistíamos a su desfile con un paquete de deliciosas moscovitas de Rialto, de su tierra.

El enamoramiento no acabó ahí. De las dobles puertas negras de la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles, comenzaron a surgir modelos coloristas y femeninos, muy estructurados y con unas telas maravillosas en tonos cálidos que me volvieron loca. Rosas, amarillos y metálicos se entornaban en rafias y telas con personalidad que se superponían desordenadas pero armónicas.


La mezcla de colores y tejidos dio paso a una serie de salidas en bloques de color: amarillo huevo, fucsia y blanco con algunos toques de beige en vestidos y conjuntos que ganaban en ligereza, pero que no perdían ni un ápice de sofisticación. Las estructuras se relajan, pero siguen presentes en cuellos y espaldas.


Y de nuevo, en una transición magníficamente pensada, fucsia y amarillo se mezclan para dar lugar al naranja de sedas ligeras en vestidos camiseros que se alternan con unas napas tan finas que parecen tejidos de impermeables en azul marino, rojo y beige. Para mi gusto, visto lo visto, las salidas menos vistosas y que menos me gustaron...


Y de pronto, llegando al máximo punto de contraste, las salidas de día cesan y comienzan a surgir modelos ataviadas de los loos de noche del diseñador, todos en telas tan ligeras y fluidas que parecen volar con los movimientos de las modelos. Telas y salidas en tonos pastel, la mayoría vestidos largos, que nos arrancaron suspiros de sorpresa (y amor a primera vista) a mí y a las chicas con las que compartía el banco... muy buena señal.


Cerró el desfile un sencillo y etéreo vestido de novia rematado en pedrería, con una falda voluptuosa pero ligera como el algodón de azúcar que contrastaba con el aspecto lencero de su parte de arriba.



Me pareció un desfile precioso y digno de ver en directo, pues de otra forma no se aprecian las magníficas telas y tejidos utilizados para las salidas. Uno de los más bonitos que he visto en directo, sin duda.


Os dejo con el vestido de novia en movimiento, que es una preciosidad también.



Puedes seguirme también a través de

No hay comentarios :