miércoles, 11 de marzo de 2015

DIY: Collar de trapillo veraniego

Bueno, parece que con el sol y la mejora en las temperaturas se ha despertado algo mi creatividad… eso, y que tras el jersey que me acabé hace un par de semanas, me temo que tengo que dar carpetazo a los proyectos knitter de invierno por ahora…


El DIY que os traigo hoy es un collar gordo hecho con trapillo, que los mi quinta sabréis identificar fácilmente nada más ver la foto… Está basado en esas pulseras de colores que hacía sin parar en verano con hilos de plástico, que me afanaba por vender a mis vecinos… las pulseras de “Scooby Doo”. Aunque el collar que os enseño es de tipo redondo, fácilmente podréis adaptar la técnica a la versión cuadrada, seguro que eligiendo unos buenos colores también queda genial.

¿Nos ponemos?

MATERIALES

  • 4 hebras de trapillo de aprox. 1’5mts de largo (en mi caso, de dos colores, pero como ya digo pueden ser más)
  • Mosquetones para el cierre
  • Tijeras




ELABORACIÓN

Hacemos un nudo en uno de los extremos de las hebras. Hay que procurar dejar un par de centímetros de hebra sobresaliendo por el extremo.


En el caso de querer hacer un diseño redondo, como el de la foto, hay que seguir los siguientes pasos:
  • Se hace un lazo con los dos hilos colocados en direcciones opuestas, en este caso el trapillo vaquero.
  • Con el hilo 1 se hace un lazo a modo de oreja, sujetándolo sobre el hilo 4. Hacemos lo mismo con el hilo 4, sujetándolo en la posición del 1.
  • Ahora nos toca usar los hilos rosas. Metemos el de la posición 2 por el lazo hecho con el hilo 1, y el de la posición 3 por el de la posición 4. Se trata de meterlo por el lado del agujero de donde sale la hebra, no donde la estamos sujetando. Estás como girando el cuadradito, de tal manera que vaya quedando un dibujo tipo espiral.


En el caso de querer hacer un diseño cuadrado, el proceso varía ligeramente:
  • Se hace un lazo con los dos hilos colocados en direcciones opuestas, en este caso el trapillo vaquero
  • Con el hilo 1 se hace un lazo a modo de oreja, sujetándolo sobre el hilo 2. Hacemos lo mismo con el hilo 4, sujetándolo en la posición del 3.
  • Ahora nos toca usar los hilos rosas. Metemos el de la posición 3 por el lazo hecho con el hilo 1, y el de la posición 2 por el de la posición 4. Se trata de meterlo por el lado del agujero de donde sale la hebra, no donde la estamos sujetando. En este caso, al no estar girando como antes, nos quedarán 4 líneas rectas, 2 de cada color.


En ambos casos, estiramos de todas las hebras a la vez hasta que nos vuelva a quedar un cuadradito.
Repetimos el proceso en redondo o cuadrado hasta que alcancemos la medida de collar deseada. Hay que tratar de tirar de las hebras siempre con la misma intensidad, para que nos quede una superficie siempre del mismo diámetro. Sobre todo si elegimos el formato cuadrado, porque se nota más en la forma.


Una vez hemos llegado a la longitud deseada, hacemos otro nudo como el del comienzo y cortamos las hebras, volviendo a dejar un par de centímetros.


REMATE

El tipo de mosquetón que yo he elegido, que pertenece a la marca Wool and the Gang, me permite esconder las hebras sobrantes dentro del capuchón para después atornillarlo, de manera que queda tremendamente fijo y seguro. Para el trapillo sobre todo, que tiene mucho volumen, es ideal, porque deja sujeto el material sin necesidad de usar pegamentos u otras cosas. Puede que parezca un poco grande, pero le da un rollo genial al collar, como si fuera un poco rústico.


Así pues, insertas las hebras que te sobran dentro del capuchón, y atornillas fuerte, hasta introducir todo el tornillo… ¡y listo!





Puedes seguirme también a través de

1 comentario :

Ana dijo...

Inesita, me encanta!!
Aunque yo creo que mejor te lo encargo para que me lo hagas :)