viernes, 4 de abril de 2014

Clutch me tight!


El otro día estuve leyendo el libro de Naty Abascal (y digo “el otro día” porque a pesar de que su lectura entretiene, es bastante fácil y rápido de leer…), y cuando llegué a la sección de complementos, me alegró que mencionara como accesorio indispensable los bolsos de mano, distinguiendo los diferentes tipos que hay, lo que me dio una idea perfecta para un post.

Para empezar, deberíais saber que, a pesar de que últimamente se conocen en genérico como “clutch”, existen al menos  3 tipos de bolsos de mano que surgieron en diferentes épocas de la historia, aunque el punto de partida fuera la llegada del s.XX.

Los alocados 20 trajeron consigo el nacimiento del bolso de mano en forma de sobre – también llamado pochette – y se caracterizaban por diseños Art Deco (geométricos, naturales, orientales… podéis ver más detalles sobre la moda en esta época en estos posts). Se trataba de una época de libertades que tenían su reflejo en los bolsos, que eran más pequeños y ligeros (apenas cabía un abanico y poco más) para moverse y bailar con mayor facilidad.

1920's

Con las décadas de los años 30 y los 40, el bolso de mano incorporó otro modelo, el llamado minaudière (o vanité), que tenía forma de sobre rígido. Se diferencia del pochette en que es aún más pequeño, y tenía – y aún tiene – carácter de joya; de hecho, su creador fue el joyero Charles Arpels (el creador de la firma de joyas y relojes Van Cleef & Arpels), quien convirtió lo convirtió en una pieza de lujo utilizada por las mujeres de clase alta.

1930's-1940's

Ya entonces se utilizaban todo tipo de materiales innovadores como el plástico, así como bisutería y más adornos, para dotarlo de mayor personalidad, a pesar de su reducido tamaño. Fue concebido para sustituir a la versión más clásica del bolso de noche.


Era tal el espíritu de novedad que representaba este bolso, que si os pensáis que las actuales formas divertidas de cuentos de Olympia Letan, o los perfumes de Chanel que tan de moda se han puesto son una evolución, os equivocáis. Ya en aquel entonces tenían las formas más divertidas.

Minaudières modernos

Sin embargo, la llegada de la II Guerra Mundial cambió esta tendencia, que evolucionó a formas más funcionales inspiradas en los artículos utilizados por los soldados, así como sus materiales. La rafia y la paja cobraron entonces protagonismo, aunque el cuero y el metal, así como las diferentes pieles, seguían estando presentes.

Pochettes Modernos

De ahí en adelante, cada década traía consigo una vuelta de tuerca sobre estos modelos básicos, incluyendo en algunas ocasiones detalles como las cadenas (como el famoso 2.55 de Chanel, que fue presentado en 1955), y viviendo otro auge muy parecido al actual en la década de los 80, en que los sobres de tipo masculino se pusieron muy de moda.


El más joven de los bolsos de esta categoría es el Baguette, que ebutó por primera vez en el año 1997 de la mano de su diseñadora, Silvia Venturini Fendi. Se la llamó baguette porque se lleva como las barras homónimas, bajo el brazo.


Como veis, hay mucho mundo cuando te pones a investigar los clutch. Lo que todos tienen de denominador común es la forma en la forma en la que se lucen, agarrándolo con la mano y pegado a la cadera, o bajo el brazo a la altura del pecho. Con los últimos tiempos han vuelto a cobrar una enorme importancia, y se ven por todas partes, ya no sólo para lucirlo durante fiestas o eventos más formales. Yo misma los he lucido en varias ocasiones, casi ninguna de fiesta.


¿Cuál es vuestro modelo favorito? ¿Tenéis alguno?



Las fotografías no me pertenecen, aunque los collages sí. The images are not mine, but the collages are.


Puedes seguirme también a través de

No hay comentarios :