lunes, 3 de febrero de 2014

5 Senses Monday 201

VISTA
Las fotos de la semana...

1. Edificio Metrópolis 2 y 13. ¡Hoy desvelaremos el ganador del concurso de los 200 5 Sentidos 3. Michael Bublé es el hombre con estilo de este mes. Léelo todo aquí 4-8. Momentazos del convierto de Michael Bublé en Madrid 9. Ilustraciones con cariño 10. Viernes que te quiero viernes 11. Cuqui detalles que a tus amigas les recuerdan a ti 12. ¡En el sentido del tacto está la respuesta! 14. Lluvia 15. Paquetitos deliciosos

OLFATO
Como hace varias semanas que más miembros de mi familia hacen uso de mi coche, llevaba ya algún tiempo sin pasar por la gasolinera. Así que, cuando paré por allí el otro día, me gustó re-encontrarme con el olor de la gasolina… que ya sabéis que me encanta

GUSTO
El semifrío de naranja que hizo mi madre (en cantidades ingentes, por cierto) para postre el fin de semana.

TACTO
Entusiasmada con mi regalo Obag… ¡Monísimo y básico! Me había quedado con ganas de uno en la versión más pequeña, y me hizo muchísima ilusión recibirlo como regalo. Además, así ya tengo dos asas con las que jugar: unas beige largas y otras negras cortas de cuerda que me van a venir divinamente de cara al verano ¡qué ganas!

obag-chez-agnes

Unas tremendas agujetas con la vuelta a la rutina de ejercicios…
De tanto en cuánto se me olvida lo mucho que me gusta llevar los labios pintados de rojo y, además, es curioso como todo el mundo me dice que me quedan guay cuando me animo. Mi tono favorito es el de Russian Red de MAC, aunque admito sugerencias sobre cómo conseguir que no se seque tanto.

OÍDO
Parecía imposible, y sin embargo era cierto. Michael Bublé nos indicaba al público que guardáramos silencio mientras se desprendía de pinganillos y micro a medias de la que sería su última canción. Y entonces, con una increíble valentía (y una confianza plena, supongo, en su instrumento vocal), nos dejaba a todos pasmados entonando los últimos versos de “A song for you” acapella y sin ayuda técnica. El Palacio de los Deportes – lleno hasta la bandera – contenía la respiración. A mí, desde mi alta butaca, se me saltaban las lágrimas.



Y es que, gente así, que le eche los arrestos a un concierto y le dé al público un buen espectáculo, no queda mucha. Michael Bublé, gracias a Dios, no es de ésos. Es de los que se entrega, baila, empatiza con el público, charla, ríe y canta, y te hace desear haber comprado las entradas de la platea para haberlo vivido un poco más de cerca. Casi 3 horas duró el concierto, y no creo equivocarme al decir que todos los allí presentes nos quedamos con ganas de más.

Y ahora....
(redoble de tambores)

¿Quién ha ganado el concurso?


Puedes seguirme también a través de

1 comentario :

Martina dijo...

Grande Michael Bublé!
Por cierto, a mi también me gusta el olor de la gasolina :)