sábado, 3 de marzo de 2012

DIY: Sofisticando un collar sencillo

No sé qué me pasa últimamente, pero me siento super creativa. Atravieso por una de esas épocas en las que mi lado más creativo está hiperactivo, y no puedo parar de pensar y hacer cosas. Además son tareas que me relajan cantidad, así que son casi perfectas... mientras me dure esta fiebre, os iré colgando mis manualidades, pero no os hagáis muchas ilusiones sobre una periodicidad estable de esta sección... haré lo que pueda.

No tenía pensado hacer un post sobre la manualidad de este fin de semana, pero ya que me han preguntado, he decidido compartirlo con vosotros. En este caso se trataba de un reciclaje: A mamá le regalaron una bola metalizada, y la vimos algo sosa, la verdad. Así que decidimos "tunearla" para darle un nuevo aire y un poco de sofisticación. La decisión final de qué hacer con la bola nos vino al ver un collar en un escaparate con un larguísimo fleco negro que llegaba hasta pasada la cintura... y la historia acabó así:


Los materiales utilizados:
  • Una bola metálica (la materia prima a "reciclar") con su correspondiente cadena.
  • Una borla del color que más nos apetezca, en este caso, negra.
  • Aguja e hilo del color de la borla.
  • Fornitura metálica para rematar la borla.
  • 1 ó 2 fornituras de adorno para poner entre el fleco y la bola en forma de dónut. En este caso hemos escogido unas con brillitos por todo el diámetro.

Veréis que el proceso ahora es bastante sencillo. Para empezar, atravesamos la borla de los flecos con la aguja e hilo, dejando una longitud de unos 4 ó 5 dedos a cada lado. Anudamos sobre la parte superior de la borla para que quede fijo, y el hilo sobrante lo introducimos por la primera fornitura, que tiene forma redondeada y convexa y queda a modo de sombrero sobre la borla del fleco.


Veis que hemos dejado como un rabillo en la parte superior, ¿verdad? pues ahora la idea es pasarlo por las otras dos fornituras en forma de aro. En este caso, hemos escogido 2 fornituras de diferente tamaño, para darle algo más de longitud al colgante. La de más arriba y con relieves tiene el agujero central más ancho, de tal manera que el siguiente paso sea más fácil, y también para que se ajuste mejor a la bola metálica.


El siguiente paso es el que tiene algo más de complejidad, porque tenemos que "coser" la borla con las fornituras a la bola metálica. Esto es posible porque como veis en las fotos, nuestra bola tiene la parte inferior troquelada de tal manera que la aguja pasa perfectamente entre sus agujeros. En caso de que vuestra bola no los tenga, la idea sería pegarlo con un pegamento resistente. En cualquiera de los casos, la idea es que la parte inferior quede lo más ajustada posible a la bola...

¡Y éste es el resultado!


¿Qué os parece?

No hay comentarios :