sábado, 17 de diciembre de 2011

Calendario de Adviento: 17 de Diciembre

Parece mentira que ya llevemos 17 días con esta tradición... ahora sé lo que sentía Marta en su post-athon... hoy se me ha hecho un poco tarde, pero en cualquier caso, no pienso faltar a mi promesa, así que aquí va... 

Hoy la ventana se abre por una nueva moda que ha venido a conquistar nuestras manos... ¡¡las uñas craqueladas!! ¿sorprendidas? seguro que más de uno no había oído hablar jamás de ellas... yo confieso que hasta hace un par de meses, tampoco.

Se trata de unos esmaltes que, aplicados sobre una base de color, al ir secándose se van "rompiendo" y dejan un aspecto como de haberse roto. Lo normal suele ser que se presente en colores tipo el dorado o el plateado, pero también en variedades de tonos más oscuros como el negro. El resultado es de lo más impactante, por lo que yo lo veo algo atrevido, y aún así... ya he sucumbido a él. Esta mañana lo he visto en Blanco, y la verdad es que no he podido resistirme... por aquello de probar.

Y hablando de probar... debería confesar que no he sido yo esta vez la única en hacer de conejillo de indias: andaba contando a mis primas el invento, y al oírlo mis sobrinas (8 y 4 años, respectivamente), han querido probarlo también. La verdad es que estábamos bastante cómicas las tres untándonos las uñas en medio del Vips y observando cómo se craquelaban. Al final, una se ha ido con la capa dorada, pero la peque ha insistido en terminar el proceso, y ahí que he tenido que ceder... lo cierto es que nos hemos reído una barbaridad. Como no hay documento gráfico que lo pruebe (no era cuestión de guardar para la posteridad mi mala - malísima- influencia, os pongo una foto que he encontrado, para que os hagáis una idea de cómo queda.

¿Y cómo se consigue este efecto? la verdad es que es bastante sencillo:
1º Aplicar el color de la base, el que se verá tras las grietas que se formen en el segundo paso.
2º Una vez secada la primera capa, aplicar el esmalte craquelado. Pintamos de nuevo la uña y dejamos que actúe. Él solo comenzará a agrietarse, dejando que tras el top coat craquelado se vea el tono elegido para la base.
3º Aplicamos un poco de brillo para que el resultado sea perfecto.

Son muchas las marcas que ofrecen ya esta variedad de esmalte, como OPI, pero las versiones más baratas las encontraréis en Blanco (la opción dorada) y en Claire's, que tienen algunos otros colores. Porque que sepáis que hay tantos colores como gustos...


¿Qué os parece? ¿os atreveríais?

2 comentarios :

Low dijo...

Los tengo!!! No son de esta marca, pero es el mismo rollo!
Los compré en mi última visita a Topshop Londres!
La verdad que no te creas q me emociona el resultado... Parecen desarregladas, no da un efecto "bonito y chic" como sale en las imágenes!
Pero bueno, está bien para cambiar de vez en cuando! Renovarse o morir!

Besos! 

http://somestylestories.blogspot.com

Ines Cruz dijo...

Exactamente lo mismo pienso yo... aunque bueno, tampoco le he dado mucha vidilla. Voy a darle otra oportunidad a ver qué tal.