viernes, 5 de agosto de 2011

Brian Atwood marca el paso


Hace apenas un mes saltaba la noticia de que Brian Atwood, zapatero ilustre llevado casi a la deidad como les pasa a Bhlanik, Loubutin y Choo, pensaba en lanzar una línea de calzado low cost inpirada en el street-style (sea lo que sea que signifique eso), algo que sin duda nos alegró no a pocas entusiastas de la moda los zapatos. La colección “B by Brian Atwood” está a punto de presentarse estos días, y no quería yo dejar pasar la oportunidad de abonar el terreno para todas aquellas que todavía no pongáis rostro a este otro grande de los zapatos.

Pero… ¿quién es realmente Brian Atwood?

Brian nació en Chicago y estudió arquitectura antes de marcharse a Nueva York a estudiar en el F.I.T. Tras terminar allí sus estudios, y teniendo en cuenta su apariencia, dedicó 7 años a ejercer la carrera de modelo en diferentes pasarelas, pero en especial en Europa, donde se esforzó por buscar trabajo como diseñador en diferentes casas. Pero no fue hasta que Gianni Versace posara su varita mágica en él que Atwood consiguió su sueño, convirtiéndose de golpe en el primer americano contratado por el diseñador. En un abrir y cerrar de ojos y tras un breve periodo en la firma de la casa Versus, donde el diseñador demostró su valía, se convirtió en el diseñador principal de la línea de accesorios de Versace.

Allí trabajó durante 9 años codo con codo con artistas y artesanos hasta que en 2001 decidiera tomar las riendas de su carrera y crear su primera colección como zapatero independiente, que en seguida se proclamó un éxito tanto por la originalidad de sus diseños como por lo espectacular de sus presentaciones con contorsionistas en vez de modelos. Desde entonces no ha hecho sino cosechar éxitos, amistades, contratos con firmas de alto estanding como Bally y algún que otro premio de la industria.

Pero ¿qué hace a sus zapatos tan especiales? Pues su exclusividad, que viene sobre todo influenciada por el proceso de fabricación (enteramente llevado a cabo en Italia) como por la parte más creativa, ya que Atwood supervisa todos y cada uno de los detalles relacionados con los zapatos (desde el diseño, la elección de materiales, las distintas fases de su fabricación…), así mismo, en sus tiendas tan solo trabaja personas cualificadas que llevan años dedicados a la moda, porque hasta en el último detalle quiere Atwood que se sienta esa pátina de lujo con la que quiere impregnar a sus diseños.



La clave para el diseñador es evitar la masificación de sus creaciones y la expresión del lujo desde el punto de vista de la artesanía y es por ello que intenta no abusar de publicidad, aunque las pocas campañas que hace son siempre muy sugerentes y atractivas y muy, muy sexuales...


Por la autenticidad de este concepto se cuentan a cientos sus seguidoras y fans

¡¡Muero por los zapatos de la Hathaway!!


Os lo pongo de cerca... para que sepáis cuales quiero y me los regaléis...

En España podréis encontrar sus creaciones en Santa Eulalia o en Ekseption.

2 comentarios :

Isabel dijo...

En tema de zapatos me tocas la fibra, me guatan super femeninos.
Todo bien por los madriles????

Bsss Isabel
SsasDiary

Buen finde¡¡¡

El Señor de las Gafas Amarillas dijo...

Es un genio!
Me gusta mucho, aunque mi corazón sigue perteneciendo a kirkWood a este le cedo mi riñón! ;-) jeje
Saludos