jueves, 2 de junio de 2011

Sartorialized!!

Hola a todos, hoy os traigo un post que para mí es una gran alegría… ¡¡la visita de Scott Schuman (Sartorialist) a España!!


Pero vamos a contar el evento como se merece…
… desde hace algunas semanas, Movistar anunciaba a bombo y platillo en las redes sociales y a través de varios bloggers una Masterclass que tendría lugar en el Museo del Traje de la mano de Mr. Schuman. Una de las formas de conseguir entradas era a través de un concurso de streetstyling en Facebook (en el que yo participé sin mucho éxito, por cierto), pero sólo había 100 plazas y la competencia era ardua, así que di por perdida la clase.

La semana pasada, sin embargo, un e-mail bomba llegó a mi correo a través de ISEM (donde curso mi master): las 10 primeras en contestar, tendrían entrada… obviamente podéis imaginar que me faltó tiempo para contestar, y así tuve la suerte de poder asistir.


Marché hacia el Museo del Traje algo antes de lo previsto para la conferencia con el objetivo de darme una vuelta por las salas. Aprovechando la coyuntura, visité la exposición temporal de Trajes de Novia (que no es demasiado allá, para ser sinceros) y la exposición permanente, algunos de cuyos trajes me cautivaron... pero ya habrá tiempo para esa historia otro día.


Lo primero de todo, creo que es importante resaltar que Movistar tenía perfectamente organizado el evento. A pesar de que el montaje del photocall fue algo improvisado (tardaron un poco en montarlo en las escaleras de entrada al Museo, y el viento lo mantenía de forma precaria), teniendo como referencia las 19:30 como hora de inicio de la conferencia, a las 19:00 empezaron a dejar pasar a la gente, repartiendo bolsas de merchandising en el camino.

Las azafatas del evento, muy monas de no ser por los sombreritos...
A las 19:30 en punto, se apagaba la luz de la sala y aparecía Mr. Schuman. Elegantísimamente vestido, con un traje oscuro, corbata y pañuelo, me sorprendió comprobar que nuestro fotógrafo favorito es tremendamente bajito… tanto como yo.


Después de un video introductorio, Scott empezó a hablar… nos contó de sus comienzos en Indiana como parte de diferentes departamentos de marketing y ventas, y cómo con el 9/11 llegó el cierre del showroom donde trabajaba, y su paro “forzoso”. Fue entonces cuando se dedicó a cuidar a sus hijos a tiempo completo y a desarrollar su pasión por la fotografía, y cuando decidió que esto era lo que quería hacer con su vida. Era el momento de los blogs y pensó ¿Por qué no? Pero tan inseguro estaba del proyecto, que ni siquiera le puso su nombre por si se estrellaba con él.

Scott Schuman no se considera fotógrafo, sino contador de historias a su manera, ya que no trata de contar la realidad de lo que hay detrás de cada fotografía, sino la historia que a él le inspira el estilismo o la persona. El arte de sus fotos tiene que ver con lo que él imagina que son las personas a las que retrata que, por supuesto, no conoce, el cómo se lleva frente al qué.


Para él su forma de trabajar, ni los bloggers en general, representan una amenaza para las revistas del moda al uso, sino que los considera mundos complementarios que deberían retroalimentarse. Las revistas deberían ser más como antes, lugares donde soñar y evadirse con cuidadas fotografías de estilismos imposibles y aspiracionales, como aquellas que le hicieron soñar cuando era niño. Los bloggers, por su parte, aportan ese puntito de la calle, la mezcla de estilismos y temporadas (¿dónde hemos visto alguna vez que una editorial las mezcle?), historias diferentes que llegan a la gente de otra manera, quizás de forma algo más personal y que permiten una comunicación bidireccional con los lectores, uno de los objetivos que perseguía con su blog. Es por ello que siempre busca fotografías con un punto de provocación o detalle, para que generen conversación y debate. En los días malos, nos confiesa, casi culpable, puede llevar todo el día fuera y volver sin una sola fotografía. En los buenos... puede traer hasta 5. Así de cuidadoso es con las cosas que retrata.

Scott nos confiesa, además, su pasión por la pintura antigua (Rembrandt es su favorito ahora), y de cómo los grandes artistas eran capaces de retratar el estilo de vida de la época, y la gente que habitaba las diferentes ciudades. En cierto aspecto, considera que él hace lo mismo, tratando de buscar belleza e historias allá donde va. De sus viajes nos destaca la especial luz de Amsterdam, o las mañanas soleadas pero con algo de bruma de los inviernos de Milán. De España nos confesó que le fascina la singularidad de las corridas de toros y el vestuario de los toreros, y prueba de ello es una de las fotografías que pasan mientras nos habla.

"Italian Swagger"
Después de la conferencia, tuvimos la oportunidad de disfrutar de un cocktail en el restaurante del Museo, donde tuvimos la oportunidad de hablar personalmente con Scott, que es encantador. Fue entonces cuando yo aproveché para preguntarle por los derechos de privacidad y cómo los manejaba con la gente. Me contestó que en principio, no tiene mucho misterio: para las fotografías de la semana de la moda, apenas hace/dice nada, la ocasión hace que se dé por hecho que se están haciendo fotografías por doquier. Ante mi insistencia sobre qué pasaba con el resto de gente a la que retrataba por la calle, me confesó que simplemente se presentaba, hablaba un poco de su blog, y poco más. No ha recibido quejas hasta la fecha...


Además de la foto me llevé el libro firmado a casa...
¡¡qué ilusión!!
En definitiva, una clase fantástica con la que creo que todos disfrutamos mucho. Os dejo con un video de la rueda de prensa que dio por la mañana a unos cuantos afortunados.


El video es de descarga gratuita y sin derechos para uso editorial: en www.mediatoolsnet.com. Las fotografías son mías.

4 comentarios :

Martina dijo...

Ines,que envidia me das!seguro que has disfrutado muchísimo. Las fotos están genial. Yo tambien me preguntaba si este hombre no tendría problemas por publicar fotos de tanta gente,pero parece que no!claro que si es tan majo y te explica para que quiere la foto...
Un beso

Inés Cruz dijo...

Anda que no pagábamos tú y yo por salir, eh? la verdad es que es agradable y tremendamente bajito. Disfruté mucho la verdad, si hubiera podido te hubiera llevado.

Besos guapa!!!

Isabel dijo...

Felcicidades, un post geniallll.
Gracias por que parece que yo hubiera estado alli.
Bsss Isabel
SsasDairy

Lucía dijo...

Genial descripción del evento. una pena no haber podido estar ahí