sábado, 21 de mayo de 2011

Kiehl's: Crème de la crème

Hoy os traigo un post largo de fin de semana, para compensar que probablemente no volveré a postear hasta el lunes, pues tengo comunión y eventos varios…

Dicen que los años no pasan en balde, y que ya desde los 20 hay que empezar a cuidarse. Lo cierto es que yo, con mi cara de niña, renegaba algo de esta cultura popular y salvo por el tónico y la hidratante al uso, pocas cremas habitaban en mi neceser. Hasta ahora.

Después de varias compras de cosmética en las que acababa con muestras de cremas anti-arrugas, para pieles cansadas and so and so, y que en las últimas semanas he empezado a peinar canas (qué fuerte se me hace escribir esto, aunque me las apuesto a que son de los disgustos), he decidido que el ignorar se va a acabar y he hecho un par de compras a modo de inversión para una belleza futura (porque pienso ser una abuela guapisima).

Así pues, os voy a contar qué productos habitan en mi baño en los últimos tiempos en lo que a cosmética se refiere. Son mono marca… porque después de varias intentonas con productos de aquí y allá (de el proceso en 3 pasos de Clinique no voy a hablar, porque su resultado en mi piel ha sido nefasto), he encontrado una marca que da solución –por ahora – a todos mis problemas: KIEHL’S

Descubrí la marca en mi primera Fashion Night Out (regalaban el archiconocido cacao) y desde aquel momento, me convertí a su religión. Yo que renegaba de la marca por ser usada por famosillas y fashionistas de postín… pues ahora entiendo por qué.

Bálsamo Labial nº1: Es excelente. Del tipo de Lepiblam, pero algo más aceitoso, es tremendamente eficiente, y el bote suele durar bastante. Aunque yo uso el básico, lo cierto es que se puede encontrar con más aromas y de colores. Su ingrediente estrella es el Aceite de semilla de algodón. Precio: 10€



Loción hidratante de té de yerba mate: Una de las mejores cremas que he probado nunca. Echársela es como echarse agua cremosa. Lleva miel, Té de kombutchka y yerba maté. Ayuda a mejorar la textura, claridad y resplandor de la piel. Yo que tengo la piel grasa estoy encantada, porque realmente no te salen granitos y funciona. Precio: 49’50€

Champú Herbal cuero cabelludo
Por las idiosincrasias de mi pelo, champús uso dos: uno para el cuero cabelludo seco (champú herbal de eucalipto y aloe vera) y otro para el cabello graso (champú de aceite de árbol de té). Ambos están entre los 20 y 25€ Ambos me los recomendó la dependienta tras analizar mi pelo en la tienda durante mi visita.

Champú de aceite de árbol de té
Para acompañar, me recomendaron la crema hidratante fórmula 133, también con precio inferior a 25€ y que os prometo que cuando os la aclaráis, se queda el pelo como si fuera cashmere. Lo cierto es que en especial con estos productos, me han funcionado divinamente. Mi peluquera me dijo tras 2 meses de uso que tenía el pelo mucho más sano y brillante y con más volumen.

Acondicionador para el cabello y ayuda para el cepillado fórmula 133
Para limpiar mi cara antes de acostarme y al levantarme por la mañana, tengo el tónico sin alcohol de extracto de hierba de caléndula que, al ser sin alcohol, no reseca la piel y deja una sensación muy fresca, y está especialmente indicada para pieles sensibles. Su precio es de 37’50€


Cuando exfolio mi cara una vez a la semana (más o menos…) lo hago con una mascarilla de arcilla blanca del amazonas, aloe vera y avena llamada “Rare earth Pore cleansing masque”. Confieso que la primera vez que la usé noté como me picaba la cara (me lo habían advertido), pero lo cierto es que cada vez que me la hecho me queda una piel estupenda. 30€


Las últimas adquisiciones en materia de cosmética, esta vez para ojos, han sido un tratamiento cremoso de aguacate para los ojos y el “fuel eye de-puffer”. Y es que… lo de levantarme todos los días a las 6 de la mañana está empezando a tener sus efectos sobre mis ojos. No llevo mucho tiempo usándolos, con lo que no os puedo dar muchas referencias, pero sí aseguraros que en el caso de Eye de-puffer (que lleva ibisco y cafeína) estoy alucinada… en formato roll on, aporta un frescor inmediato a la zona de las bolsas, y me encanta la sensación. Del contorno de ojos os diré que es bastante curioso: a primera vista parece una crema verde y compacta no apta para la piel del contorno (que ya sabéis que es más finita y las cremas que hay que usar aquí han de ser distintas y más ligeras) pero es echártelo sobre la piel y que se transforme su textura en una mucho más acuosa. Increíble.


En fin… al final va a resultar que con lo de “un par de productos” me he quedado corta, y que tengo una fortuna en cremas. ¡Todo sea por una piel sana!

¿Y vosotros? ¿También tenéis una marca favorita de cosmética? ¿Cuáles son vuestros truquillos de belleza?

4 comentarios :

Martina dijo...

Hay algún producto de Kiehl's que no hayas probado? Yo tambien me confieso fan absoluta del cacao, me encanta. Aunque probé un par de productos para el pelo (muestras) y no me convencieron nada...
Lo que te voy a copiar sin duda es el eye de-puffer!

Inés Cruz dijo...

Hazlo, tus bolsitas te lo agradecerán!!!

Los productos de hombre no los he probado...

Patricia y Yael dijo...

No he probado ningun producto de esta marca, pero despues de tu post me voy a decidir mañana mismo. Ya te contare la experiencia. A mi con los tres pasos de clinique me paso lo mismo, un fracaso. Me ha gustado mucho tu blog. Besos Yael.

http://www.siemprehayalgoqueponerse.com/

B a la Moda dijo...

Yo estoy probando un montón de productos de esta marca recientemente. Me apunto el del roll on.
xoxo
B* a la Moda