viernes, 17 de diciembre de 2010

LOEWE: Historia y futuro unidos en el presente

La tarde del jueves, en la copa de navidad del ISEM, Enrique Loewe, presidente de la Fundación Loewe volvió a visitarnos para impartir una conferencia para celebrar las próximas fiestas, esta vez acompañado por Lisa Montague, Consejera delegada de la marca.

Como siempre, es un placer escuchar a Don Enrique. Para todos aquellos que piensan que la moda es un tema insustancial, debería tratar de escucharlo en directo alguna vez, pues es capaz de mezclar filosofía, arte, cultura en moda en conferencias que resultan de lo más enriquecedoras, como fue el caso, y cuyas palabras voy a tratar de transmitiros.

Covadonga O'shea, Lisa Montague y Enrique Loewe
 brindan por la Navidad en ISEM
[Photos_Private]

En una época de crisis dentro de muchas crisis, dice E. Loewe, parece posible encontrar un rayo de luz en la artesanía, que parece estar resurgiendo cual ava fénix de sus cenizas. Asistimos ahora mismo a un movimiento de las firmas de lujo de reivindicación de la artesanía como bandera de diferenciación y apuesta para su éxito futuro en contraste con otras marcas. Hermès, por ejemplo, lleva meses abanderando como lema el “somos artesanos”, lo que pone de manifiesto esta tendencia.

En el otro lado de la cadena, la sociedad empieza a valorar hacia dónde va y quién es. Hay una falta de fe en el futuro que parece el caldo de cultivo perfecto para el resurgimiento del lujo entendido como artesanía, asistimos a un cambio de paradigma que quiere dar respuesta a nuestras inquietudes nostálgicas. Lo que importa ahora son los orígenes, la verdad de lo conocido frente a lo que sorprende e impacta. La sociedad se dirige hacia el arte, a la valoración de las experiencias, la vuelta a la tradición y la búsqueda de convertir los objetos en compañeros del viaje que es la vida.

Es por ello que las empresas, especialmente las del lujo, las que han sabido reconocer este cambio de tendencia no se queden sólo en la formación de buenos artesanos, sino dignificar también su trabajo. La moda está hecha de los ladrillos del tiempo, y hay que fabricarlos con materiales sólidos que puedan perdurar y dejar su huella.

Es por todo esto que Loewe quiere permanecer siempre cerca de su historia., se alimenta de la tradición y la renueva cogiendo pequeños trozos del pasado para proyectar el futuro de la marca. Buscan el lujo de los objetos con sentido y compañeros frente a la pura ostentación.

Así fue la introducción que Don Enrique hizo para dar pie a Lisa, que nos traía preparada una interesantísima conferencia sobre el ADN y los principios de la marca Loewe, basados en las palabras que acabábamos de escuchar... pero para eso tendréis que esperar a la próxima entrega del blog.

Por cierto que el día 15 de enero se inaugura en la tienda de Gran Vía (Madrid) una exposición que girará en torno al tema de “La historia de amor entre la piel y Loewe” y que contará con piezas de este material (desde bolsos hasta maletas y demás complementos) desde la fundación de la compañía hasta nuestros días. El video de presentación tenía bastante buena pinta, así que no dejéis de apuntar la cita en vuestros calendarios.
.

2 comentarios :

Isabel Alfonso dijo...

Mil gracias Ines,como t lo curras!!!bsit!

Inés Cruz dijo...

Gracias a ti por leer!