miércoles, 20 de octubre de 2010

Esto eran 2 abogados,1 consultor,1 auditor,2 de b.de inversión y 1 de ventas

¡Parece de chiste! Pero así ha sido. Vuestra bloggera favorita (mis ganas, jajajajajaja), ha ido hoy de parte de su empresa a participar en una mesa redonda sobre experiencias laborales a su antigua universidad, un evento que organizaban a pachas la Oficina de Empleo, y Job & Talent, y se ha encontrado con semejante panorama.

La verdad es que yo no hacía más que mirar a mi alrededor, y estaba claro que de algún modo desentonaba. Primero por ser una chica en un grupo de 7, pero segundo y fundamental, por pertenecer a un target de empleo que no es precisamente el de la Santa Casa.... el mundo del marketing o, mucho peor, el de las ventas. Decir esto suena un poco feo... pero es una verdad como un templo. Los que estudian mi carrera y otras en mi universidad, salvo honrosas excepciones, tienen como objetivo formar parte de ese mundo formado por la Banca de Inversión, la consultoría y auditorías de la vida, a la abogacía en grandes despachos. En cierto modo, todos los demás (entre los que me incluyo) entramos a formar parte del grupo de los raros, por si querer tener un horario que no diluya unos días con otros aunque me paguen una vastez fuera algo deshonroso.

Pero bueno... que no estoy yo aquí hoy para empezar este debate. 

Lo que yo quería contaros, es lo rara que me he sentido allí sola en el estrado entre tanto chico trajeado. Mientras nos preguntaban quiénes éramos, de dónde veníamos y dónde estábamos... todo bien. Los añadidos del moderador (compañero mío de carrera) han estado oportunos para arrancar sonrisas y evitar alguna que otra marcha temprana por los oyentes de la sala (es lo que tiene la hora de la comida), pero ¡Ay amigo! cuando hemos hablado de las horas de trabajo... ahí si que se me ha llenado la boca. Al final ¿cuántos de aquella mesa podían decir que veían el sol cuando salían de la oficina? pues ninguno salvo yo. Ja Ja Ja... claro que eso también se manifiesta en el sueldo... y aquí es cuando ha llegado la parte que menos me ha gustado. Para empezar, y aunque sea una pregunta que preocupe a todos (tonto el que lo niegue, y mentiroso, que es aún peor), toda esa gente a la que estábamos hablando eran estudiantes, en el mejor de los casos, de último curso. A la vista de las preguntas ni eso, pero esto es harina de otro costal. Aunque la pregunta la haya hecho el moderador, teniendo en cuenta el público bastante numeroso que había, y el enfoque de la mesa redonda, me ha parecido bastante inoportuno. Los abogados y consultores... ninguno ha dudado en contestar ufano: "Tantosmil al año en el primer año, más lalalá lalalá"; el de Banca se ha tirado el pisto y ha contestado sin tapujos "el doble que los abogados" y yo, modosita y por política de empresa, les he dejado con las ganas de saberlo. Primero por lo dicho, porque no es política de mi compañía andar publicando a los 4 vientos lo que se gana, pero segundo y principal, porque me parece una vulgaridad, sobre todo ante tanta gente, como si quisieras fardar de ceros. Para completar la respuesta, y no dejarlos con las ganas, he querido añadir todos esos beneficios fantásticos gracias en parte a los cuales nos han dado el título de Best Place to work... pero entre que no me han dejado elaborar, y que el de Banca ha dicho aquello de "nosotros todo eso y más", pues he debido quedar como una parda.

De consuelo me queda que en la ronda de preguntas casi todas han sido para mí, y que mi cola era la más larga al finalizar el evento. Varios se han acercado a mí para decirme lo mucho que se habían identificado conmigo al ser "la rara que no se dedica a la consultoría" y para preguntarme más cosas, cosas que he contestado gustosa porque eran inteligentes y razonables.

Al final me he marchado a casa con la satisfacción del deber bien hecho, el haberme sentido útil, la espectacular sensación de haber sido llamada como ponente por mí sola, y con una botellita de aceite de regalo debajo del brazo.

No está mal, ¿no?

Aquí os dejo el modelito escogido para el evento, algo que quería ser a la vez informal pero vestido y profesional. Creo que ha sido un acierto. ¿Qué pensáis?

Chaqueta: TMX Primavera/verano 2010
Vestido: Zara Otoño/Invierno 2010
Botas: Cuplé invierno 2010
Gafas: Rayban 



1 comentario :

Clara Bm dijo...

he leido tu post sobre la mesa redonda! jaja has ilustrado taaan bien al de la b. de inversión. arriba el marketing...si lo se voy a hacerte de apoyo! bso