domingo, 7 de diciembre de 2008

Doblete...

La de ayer fue para mí una jornada de doblete: de doble peli y en el mismo cine (la misma sala ya hubiera sido un puntazo, pero no). Con el frío que hacía, pues como que tampoco me importó.

La primera sesión la hice a primera hora de la tarde, y con mi amado progenitor, que llevábamos ya posponiendo la cita y no era plan. La peli elegida, como no podía ser de otra forma, la última de Bond, Quantum of Solace, de la que habíamos recibidos críticas dispares.

Parto de la base de que soy una acérrima fan del susodicho espía, de que la primera parte me encantó (y si no, ver reseña en el apartado de cine), y que las pelis de acción me gustan, así que… pero sin embargo, como peli de Bond propiamente dicha, este episodio me decepcionó, un poquito bastante. A ver, como peli de acción, en la que el prota da la casualidad de ser nuestro espía favorito, no tengo pega, pero como peli de Bond, sí. Incluso teniendo en cuenta que es una continuación de la primera (algo totalmente nuevo en la saga, por otro lado, y con lo que no sé todavía cómo me siento). El villano, por ejemplo, es algo flojo. Parece que promete en algunos puntos, pero luego se desinfla como un globo dejándonos con las ganas. Falta el toque irónico y de estilo "bondiano" que tanto nos gusta, sobra algo de violencia, Y definitivamente ¿Dónde está la archiconocida frase de “me llamo Bond, James Bond”?

En conclusión, sí pero no.
.

No hay comentarios :