lunes, 25 de febrero de 2008

Naranjas de la China

Esta mañana he visto en el autobús a una señora ataviada con una gabardina naranja de entretiempo.

No he podido evitar sonreirme... seguro que alguien le ha dicho, o lo ha leído en alguna revista, que esta primavera el naranja es un color totalmente inn, porque si no no tiene ninguna explicación que, en pleno invierno (yo iba de abrigo y bufanda), pelada de frío como se la veía, la susodicha señora hubiera decidido hacer de su capa un sayo, y ponerse la gabardina naranja, sopena de pillar una pulmonía.

Sabéis que a mí la moda me encanta. Simplemente la adoro. Cojo ideas de las revistas, y en caso de que mi querido Amancio tenga su copia, me las compro. Si algo se lleva, lo quiero... pero no es menos cierto que procuro discernir entre lo que se lleva, y lo que luego efectivamente puede llevarse.

Me explico. ¿Que se lleva el look Safari? intentamos rebuscar en el armario alguna reliquia para rescatar. Que no se encuentra nada, una camisetilla o vestido camisero (como los que se llevaban de lino el año pasado) en Sfera, Mango o Zara serán suficientes para pasar el mono. Pero... ¿y si se llevan los pantalones de pata de elefante, o las rayas horizontales? pues entonces, esta servidora se consuela con admirar los modelitos en las portadas, deseando tener una figura que le permitiera ponérselos, pero sin agobiarse.

Dios sabe que la moda es cruel, y que no debemos dejarnos llevar por un ataque fashion que nos esclavice y nos convierta en el payaso del último circo de las pasarelas.

No hay comentarios :