martes, 11 de abril de 2006

Agnes in Madrid...

¡Buenos días a todos!

Ayer, con la emoción de mi encuentro con semejante originalidad publicitaria, no os conté a todos lo que hice el domingo... algo que me consta, Tomatita ha lamentado. Ella fue protagonista y, a la vista de un comentario que me hizo ayer, no le hubieran importado unas líneas de "fama" (si es que a aparecer en mi blog se le puede llamara fama... ¿y si dentro de algunos años resulta que sí?... ji ji ji ji)

El caso es que, a media tarde del domingo, Belle, Tomatita y una servidora quedamos a tomar café en mi, sin duda alguna, sitio favorito de Madrid (sí, escépticos... por encima de Starbucks!!!), El Jardín Secreto. Lugar de variopinta pero asombrosamente romántica y fantástica decoración (puedes comprarlo todo) y casi mejor carta: platos con originales nombres que te descubren un oasis gastronómico... mmmmmmmmmm. El domingo "Morí por chocolate"... y además de verdad, ¡¡¡qué tarta, dios mío, qué tarta!!! (aunque el Postre de las Hadas que se pidió Belle, será, sin duda alguna, mi próxima adquisicón)

Teníamos la cita pendiente con Tomatita, pobre, que anda más agobiada que la Preysler sin Ferrero Rocher... pero parece ser que nuestra charla no sólo la animó, sino que la ha impulsado a hacer más cambios. ¡No sabes cuánto nos alegramos niña!

Y ayer, volvimos a quedar por la tarde. Después de una mañana de estudio y dado que Phenomene tenía firma de contrato a primera hora de la tarde en Madrid, pensamos en visitar la exposición de la Biblioteca Nacional dedicada a los grabados de Rembrandt, con tan mala suerte de que descubrimos que los lunes cierran (cachis en diez...). Aún así, decidimos quedar. La cita se adelantó media hora porque Phenomene, que acabó pronto, me pidió que lo acompañára hasta la hora H en la que habíamos quedado, resultando en un mensaje para Belle y Tomatita la mar de jachondo sobre nuestra nueva ubicación que aquí transcribo sopena de dar muestra de inminente locura: "salid del metro y atravesad las líneas blancas y negras. Saltadlas cual zamburguesas. dejad a vuestra derecha el mapa del tesoro municipal. Dar un número erótico de pasos y encontraréis vuestros tesoros".

Efectivamente, lograron encontrarnos. Así pasamos una agradabilissísima tarde todos en mutua compañía y la de algunos temas picantones, test de personalidad de Tomatita, y muchas risas (que de ésas nunca faltan) en Faborit. Después, cada mochuelo a su olivo. Hasta la próxima...

No hay comentarios :