lunes, 18 de diciembre de 2017

Lunes de los 5 Sentidos 403


¡Menuda semana!
Entre las cenas de Navidad, el lío en el curro, y que me he organizado un viaje a Berlín de impromptu, no he parado... pero eso es bueno para vosotros, porque alimenta las fotos que os comparto ¿vamos con ello?

Vista

Sigo con mis bolitas navideñas diarias, con recuerdos de Londres (que tengo para rato) y como incorporación especial a esta semana, mi visita a Berlín. Fría, improvisada, pero no por ello menos estupenda. ¡Una jartá de fotos para compartir!

Si queréis verlas más grandes, no tenéis más que pinchar en la foto de la derecha, o directamente visitar mi perfil de instagram (y me seguís, de paso! jajajajaja)

Olfato

El de las diferentes delicias berlinesas cocinándose en los puestos de los mercadillos navideños: salchichas, pretzels, dulces varios, verduras asadas...

Gusto

Aunque sea una guarrería para mucha gente, en según qué momentos y lugares, el vino caliente puede ser una delicia. Con 3 grados de temperatura, en Berlín, en un mercadillo navideño, es uno de esos momentos.

Tacto

El de la nieve, cayendo en enormes copos desde el cielo, ligeros sin seguir trayectoria... la nieve es súper mágica cuando cae así. Me encanta.

Oído

Como lo prometido es deuda, esta semana comparto con vosotros otro villancico. Sigo con versiones pop, para que añadáis a vuestro repertorio. Esta semana, he escogido Rockin' around the Christmas tree de Miley Cirus. En serio, esta chica me sorprende con la voz que tiene.





Puedes seguirme también a través de

jueves, 14 de diciembre de 2017

DIY Navideño: Guirnaldas para todos los gustos


DIY_Christmas_Garland_ChezAgnes

Hace poco recordaba en las redes mi post del año pasado con 2 ideas para hacer unas fáciles y sencillas guirnaldas navideñas. Tras la acogida de aquel post y de los Instagram Stories de este fin de semana, he decidido compartir con vosotros otras 2 ideas más que he hecho este puente.

Los que me conocéis sabéis que la Navidad es mi época del año favorita, y siempre dispara mi creatividad. Aprovecho siempre el puente para poner con mi madre la decoración navideña, y siempre se nos ocurren ideas nuevas para adornar los Belenes y la casa. Este año no ha sido distinto.

Al final se trata de modernizar un poco una tradición tan clásica en la decoración navideña como son las guirnaldas. También es una forma genial de entretenerse con los más pequeños de la casa, así que ¿vamos con las de este año?

Materiales

  • Bases para las coronas
  • Cintas de colores y texturas diferentes, lana, lazos...
  • Pompones
  • Figuritas de madera
  • Aguja, tijeras e hilo

DIY_Christmas_Garland_ChezAgnes

Guirnalda de hojas y pompones

Tenía una idea totalmente diferente de lo que iba a hacer con estos bonitos pompones que encontré en Maisons su Monde (que metí en la cesta de la compra apenas les puse la vista encima), pero muchas veces pasa que cuando te pones manos a la obra, las ideas se desarrollan de muy diferentes formas.

DIY_Christmas_Garland_ChezAgnes

Las cintas, de Ikea, también fueron amor a primera vista. Tanto la rosa como la blanca y dorada tienen una base con un fino alambre, lo que facilita mucho su manipulación.

DIY_Christmas_Garland_ChezAgnes

En este caso la elaboración es fácil: tomando como base La guirnalda de hojas de pino (que compramos baratísima en El Corte Inglés, en su preciosa planta de Navidad), utilizamos la cinta blanca y la entrelazamos con las hojas. Se trata de dar un toque de luz, así que no hay que poner mucha cantidad.

DIY_Christmas_Garland_ChezAgnes

A continuación anudamos a la corona los pompones de lana, de la forma que más nos guste. A mi siempre me gusta colocarlos de manera ligeramente ladeada.

DIY_Christmas_Garland_ChezAgnes

Para rematarla, utilizamos la cinta rosa. Hacemos varios lazos para que tenga volumen y destaque... uno de ellos será el lazo del que colgaremos la guirnalda, así que hay que asegurarse de que quedan bien sujetos. Podéis ayudaros de aguja e hilo.


Una vez que está todo listo, sólo queda colgarla y disfrutar de ella.

Guirnalda de madera

Mi hermano se ha ido a vivir fuera, y este fin de semana se quejaba de que su casa estaba poco navideña. Así que, decidimos hacerle una pequeña guirnalda que pudiera llevarse en la maleta y sobreviviera al viaje.

DIY_Christmas_Garland_ChezAgnes

La Corona de madera blanca la encontramos en unos chinos, así como las figuritas de madera, que eran una guirnalda unida por el lazo de cuadros.

DIY_Christmas_Garland_ChezAgnes

El trabajo es igual de fácil que antes: entrelazar las cintas con la madera. Primero, utilicé un retal de lana de We are Knitters en color borgoña para darle contraste.

DIY_Christmas_Garland_ChezAgnes

Luego fui anudando y fijando los pinitos de madera al gusto... ¡y lista para colgar!

DIY_Christmas_Garland_ChezAgnes

Ya veis, dos proyectos sencillos para hacer vuestra la decoración navideña.

lunes, 11 de diciembre de 2017

Lunes de los 5 Sentidos 402


Ha sido una semana corta en términos laborales. Entre la fiesta de la Inmaculada y la de la Constitución, la verdad es que incluso no haciendo puente, ha sido una gozada. Ojalá todas las semanas fueran así.

Vista

Además de las bolas navideñas que os prometí la semana pasada se harian un huevo diario en mi feed de Instagra, he recuperado recuerdos londinenses (algunos más quedan todavia), y también postales navideñas que inundan las calles estos días ¿os he dicho cuánto me gusta la Navidad?



Olfato

Con este frío polar que nos ha invadido durante el comienzo de la semana pasada, recuperé el abrigo ue llevé en Londres, y con él, olvidado en un bolsillo, el papelillo de aroma de La colonia de Penhalion’s que probé allí que estuve a punto de comprsr: Luna. Me sigue encantando.


Gusto

Una rica tarta de chocolste, como la parte más oscura de la Selva Negra, que trajo la madrina de mi hermano el otro día a casa.


Tacto

El jueves hacía tanto frío en la oficina, que varias veces tuvimos que subir el termostato de la caldera para tratar de sobrevivir. Muchas veces os he dicho que con los pies fríos no sé pensar.... cada vez que pasa una cosa de éstas me reafirmo.

Oído

Os prometí la semana pasada que durante estos días de la Navidad os iba a deleitar cada semana con una canción navideña, todas ellas pertenecientes a mi lista de reproducción, que obviamente ya ha sido sincronizada en mi Ipod (porque sí, me resisto a abandonarlo). Este año, gracias a la influencia de otras redes sociales como Instagram, he descubierto el disco Navideño de Sia, y entre sus canciones está ésta. Que la disfrutéis.

jueves, 7 de diciembre de 2017

Por qué tu piel se pone como loca al viajar (y cómo evitarlo)


Recién aterrizada de vacaciones, en medio de un buen puente como es éste y con las vacaciones de la Navidad a la vuelta de la esquina, no creo ser la única en sufrir con los altibajos que experimenta mi piel en los viajes. Con las fechas que se aproximan y el barómetro de los selfies al rojo vivo... ¿quién no quiere una solución eficaz?

¿Qué es lo que causa las erupciones pre-viaje?

La piel es nuestro termómetro del estado de ánimo, y hay muchos factores que influyen y causan brotes en la piel cuando menos nos interesa.
  • Cambios en tu dinámica diaria: jet lag en los viajes largos, horarios cambiados… tu sueño no es el de siempre y eso se nota.
  • Presión en cabina: Viajar en avión es una experiencia estresante a varios niveles, no sólo por el viaje en sí, sino por los cambios de temperatura, de aire en el avión… en fin, sabéis perfectamente a lo que me refiero ¿o no tenéis tirante la piel al llegar de un viaje?
  • Cambios en los productos de tu rutina de belleza: Idealmente, todas viajaríamos con nuestros productos del alma en todos los viajes, pero no podemos viajar como las Kardashian con mil kilos de equipaje, y lo de los botecitos de 100ml es un engorro, así que al final, abusas de las muestras y demás chanchullos que, francamente, no son lo mismo.
  • Cambios en la dieta: Seamos sinceros: no te has tirado un mes a verdura y carne a la plancha para no disfrutar de las delicias locales. Pero claro… esa grasa de más… pues como que a tu piel no le sienta nada, pero que nada bien.
  • Cambio climático: Obvio


¿Cómo evitarlo?

La preparación es clave, y es doblemente beneficiosa: porque evita el estrés natural del viaje, y porque ya hemos visto que el estrés causa brotes.

Decide qué vas a llevarte con antelación: y esto implica lo que te puedes llevar en formato pequeño, y lo que es absolutamente clave llevar en tamaño normal. Si vas a cambiar algún producto de los que normalmente usas, empieza a acostumbrar a tu piel un par de semanas antes.
Ten en cuenta a dónde vas a viajar: esto sobre todo afecta a tu hidratante, pero también a la protección solar, etc. Aplica el mismo principio que en el punto anterior: acostumbra a tu piel al menos 2 semanas antes.

Beber 2 litros de agua al día debería ser una rutina en tu vida diaria, pero si no lo es, en los viajes debería serlo.

En cuanto a la comida… pásate y date algún capricho, pero con moderación.

Hidrata tu rostro: si tienes la piel grasa como es mi caso, es importantísimo este tema. Cuando a la piel le falta agua, lo suple creando más grasa… y ya sabeos cómo le va esto a los granitos y acné. En el avión el nivel de humedad es del 0%, así que no te importe llevar una crema hidratante cerca para aplicártela regularmente, cuando notes que tu piel lo necesita. ¡Ojo con los productos de bruma de agua! Yo creía que eran beneficiosos, pero resulta que funcionan atrayendo el agua de la atmósfera, y como en el avión no hay… ¡¡absorben la de tu piel, que ya está seca de por sí!!


En Viajes largos recomiendan usar una de esas mascarillas de telita/papel. Parecerás una diva, pero cuando aterrices serás la más guapa… ¿quién hablaba de sueño reparador?

Y ahora, la parte más divertida... ¡¡a viajar!!



All images are not mine, but from Anna Sudit.


Puedes seguirme también a través de