Terciopelo a todas horas


Se acercan las navidades, las cenas, los momentos festivos... y por eso me he dejado las tendencias "lujosas" de este invierno para estos días, para llenar de brillo el blog.

Además, hoy os hablo de una de mis tendencias favoritas de este invierno... el terciopelo. Un tejido que a mí siempre me ha enamorado, sobre todo en sus versiones más oscuras como el azul noche, el verde o el burdeos... le dan a todo un aspecto lujoso y clásico. De hecho os diré que el año pasado me compré 2 vestidos iguales (uno en gris y uno en verde bosque), porque no pude resistirme.


¿Qué tiene el terciopelo que nos enamora?

El terciopelo es un tejido con personalidad. Suave al tacto y espectacular para lucir, con ese brillo tan característico suyo. Además es un tejido cálido, perfecto para la estación. Con un vestido de terciopelo nunca te equivocas. 


¿Dónde lo hemos visto?

Curiosamente, una de las firmas que más ha experimentado con este tejido ha sido Pucci (hoy precisamente que es el cumpleaños de su fundador), con esos locos colores y estampados tan característicos suyos, pero otras marcas como Zuhair Murad, Sonia Rikyel, Blamain o del Pozo lo han utilizado también.


¿Cómo lo lucimos?

Aunque parezca mentira, el terciopelo es un tejido súper versátil. Queda genial combinado con otros tejidos cálidos como la lana, el cashmere e incluso el algodón, pero siempre hay que tener en cuenta que al ser un tejido pesado (aunque este año haya variedades más ligeras), no debemos de combinarlo con prendas muy gordas para no parecer peluches.


Para llevarlo de día basta con restarle importancia, contrastarlo, como os digo siempre. Con las prendas adecuadas incluso podemos llevarlo a trabajar sin que parezca que venimos de fiesta: un top de terciopelo con vaqueros o unos pantalones sencillos, por ejemplo, es una buena opción. También lo es combinar las chaquetas de terciopelo con una camiseta o una blusa de algodón sencilla, o bien unos pantalones o falda de terciopelo con un suéter de cashmere o lana.


Para lucirlo de noche, vuélvete loca y arriesga con tejidos más suaves como el satén, la seda o el raso... el terciopelo es el mejor aliado de las noches.

Para mí, la clave no es tanto en cómo combinarlo sino en escoger una prenda de calidad, porque el terciopelo malo se ve malísimo y cutre.

¿Os atrevéis a llenar vuestro armario de la suavidad y el lujo del terciopelo? yo ya os digo que he sucumbido a su encanto...





Puedes seguirme también a través de

Comentarios

Entradas populares de este blog

Naëlle, una tienda de la que enamorarse

Historias de éxito: Scalpers.

Ilustraciones Chez Agnes: Oversized jumper