martes, 9 de mayo de 2017

¡Átame! los corsés toman la calle


Recuerdo que la primera vez que vi la radiografía de un corsé en el Museo del Traje de Madrid me quedé impactada, y no precisamente para bien. Todas aquellas ballenas y placas, las cuerdas... realmente parecían más bien un instrumento de tortura que una prenda de vestir.


Y sin embargo, vuelven a llevarse. Bien es cierto que en una versión más light... pero ahí están. Pensé que sería una de esas tendencias que se ven en las semanas de la moda, sólo aptas para fashionistas intrépidas, pero después de haberme cruzado ya con 2 personas por la calle y verlo en las estanterías de Zara, ya no estoy tan convencida.


¿Cómo llevarlos?

Yo soy más fan de los corsés completos que de los tipo cinturón que parecen arrasar, por aquello de que creo que sientan mejor a un mayor público, pero si aún así estás convencida a llevarlo, aquí van unas claves para que no parezca que vas disfrazada:


  • Huye del look de muñeca perfecta: lleva el pelo suelto, un maquillaje natural... etc. 
  • Hasta que domines el arte del corsé, opta por looks lo más monocromáticos posible.
  • Combinan genial con pantalones de tiro alto (que luego asoman los michelines por debajo y, en fin... estético estético, no es)
  • Como siempre: el equilibrio es fundamental. Juega con los volúmenes para restarles importancia.
  • Quedan genial combinados con chaquetas y blazers más anchos
  • Una buena idea es optar por modelos más lenceros para llevar con chaquetas de traje cerradas. Son estupendos para looks de noche.
  • ¡¡Simplicidad!!



Las fotografías no me pertenecen, aunque los collages sí. The images are not mine, but the collages are.


Puedes seguirme también a través de

No hay comentarios :