sábado, 3 de diciembre de 2016

Tatty Devine -> Make a statement


Los que me conocéis sabéis que uno de los accesorios que más me gustan son los broches, sobre todo los que tienen alguna historia que contar como los vintage de Lea Stein, las maravillosas creaciones vegetales de Ciléa, o mi último descubrimiento: Tatti Devine.

Os confesaré que, debido al parecido de su trabajo con el de Lali Blue (otra marca de la que os tengo que hablar otro día), cuando paseando esta semana pasada por Seven Dials en Londres con mi madre vi el escaparate, no pude resitirme a entrar... y ahí es dónde empezó la magia.


Ellas mismas se describen como "Original, playful hand made jewellery made in Britain" (Joyería original, juguetona y hecha a mano en Inglaterra) y, como veréis por las fotos que os he compartido en el post, no seré yo quien las contradiga.


Además, escribiendo sobre estas dos chicas, Harriet Vine y Rosie Wolfenden, aprovecho para resucitar una sección que tenía tremendamente olvidada... la de los emprendedores. Ellas se conocieron en la escuela de arte - como no podía ser de otra forma - y crearon esta marquita tan especial en 1999 en su estudio del East End de Londres, donde todavía residen. Para ellas es muy importante el lado artístico de sus diseños, pues uno de sus objetivos es mezclar la cultura, el arte y la moda en sus creaciones.


Como os comentaba, sus diseños son totalmente originales y se fabrican a mano en Londres o Kent. Para ellas es importante que se trate de piezas coloridas e interesantes, que desprendan confianza y tengan algo que decir. Al final creen que la vida es para divertirse, y es lo que reflejan a través de sus creaciones.

 

Trabajan con varios tipos de materiales como tela o piel, la madera, chapados y el plástico, aunque siempre están abiertas a utilizar materiales nuevos para darle una nueva vida a sus diseños.




Me gustan sobre todo por la originalidad, el colorido... y que ofrecen colecciones personalizables, como las de los nombres. Además, tienen colecciones temáticas como la del zodiaco o la navideña (que es súper divertida), y algunas solidarias, como las de los perritos gatos (Tatty Devine for Battersea Dogs & Cats), parte de cuyos beneficios se donan a la causa.


Como os podéis imaginar y viendo que uno de los broches era un bulldog francés negro, no pude resitir la oportunidad de llevármelo a casa... ahora podré llevar a Indi siempre conmigo, además de en el corazón, en la solapa.


Las fotografías no me pertenecen, aunque los collages sí. The images are not mine, but the collages are.


Puedes seguirme también a través de

No hay comentarios :