miércoles, 28 de diciembre de 2016

DIY Navideño: Decora tu mesa

Winter-table-deco-DIY-Chez-Agnes

En mi casa tenemos el espíritu navideño muy desarrollado, y como recibimos en Nochebuena a la familia, me gusta esforzarme y aportar mi granito de arena decorando la casa, y especialmente, la mesa. En los últimos años la decoración ha gustado mucho en RRSS, así que me he propuesto compartirla con vosotros, por si os sirve de inspiración.

Ya sé que Nochebuena y navidad ya han pasado, pero la mesa de este año, que tenía como inspiración el bosque, no es tan temática, por lo que bien os puede servir de cara a Nochevieja o Año Nuevo, o incluso como decoración para una cena especial en invierno.

¿Queréis verla?


Inspiración para una mesa de invierno


Como os decía, mi inspiración ha sido el bosque. Cuando viajamos a Londres esta Navidad nos dimos cuenta de que las coronas que se llevaban este año tenían también toques diferentes en forma de guindillas y naranjas secas, y eso fue lo que acabó por decidirme.

Materiales

  • Guirnalada de pino
  • Velas grandes de diferentes formas y tamaños
  • Lazos
  • Rodajas de naranja seca
  • Una tira de luces
  • Piñas
  • Guindillas
  • Palitos de madera (o ramitas de canela)
  • Anís estrellado

Montaje de la mesa

Para que resaltara el centro, este año nos decidimos por un mantel de color crudo, que acompañamos con vajilla blanca y cristalería de color cristal. Para los bajoplatos y platitos del pan, el color escogido fue el dorado, y los mantelitos y demás en verde, para que todo resaltara más. Se trataba de jugar con los contrastes para que todo tuviera un hilo conductor.


Elaboración del centro de mesa

Lo primero que hicimos fue estirar la guirnalada y cortar un trozo suficiente para que cupieran servicios en las cabeceras. Este resto luego lo aprovechamos para decorar la mesa auxiliar.

A continuación colocamos las velas. En mi caso, siempre había tenido la ilusión de poner una mesa llena de velas, así que puse todas las que me cupieron (sin exagerar), de manera que quedaran distribuidas por todo el largo del centro. No hace falta que queden uniformes, pero sí que el centro quede equilibrado... por eso pusimos más en el centro, pero utilizamos 2 velas metidas en cristal en los laterales, para darle uniformidad. Una vez colocadas todas, se trata de ir jugando con las ramas de la guirnalda para envolverlas, procurando que quede frondosa y sin huecos, como si las velas brotaran de las ramas de pino.


Para darle algo más de luz, y un poco de gracia, enrollé la ristra de luces led dando más importancia a los sitios donde no teníamos vela. De esa forma, además, podíamos enroscar mejor las velas y las ramas.


Decoración del centro

Una vez tenemos ya la "base" del centro, podemos empezar a decorar. En nuestro caso, reciclamos muchas cosas de decoración que tenemos de años pasados... no hace falta gastarse mucho dinero para tener una mesa bonita. Las piñas, por ejemplo, fue una manualidad que hicimos mi hermano y yo cuando éramos pequeños (las pintamos de oro y plata), las naranjas las compré el año pasado en un mercadillo en Alemania, las velas las teníamos en casa... en fin, que es un poco jugar con lo que se tiene.


Empecé poniendo las piñas porque era lo más grande. Me vino genial que las tuviéramos doradas y plateadas, porque las primeras iban con los bajoplatos, y las segundas con la cubertería (ni hecho a drede). Las naranjas, las guindillas y los tonos rojos vinieron después, para darle un toque navideño. Bien equilibrados para que toda le mesa tuviera color. Es importante que los vayáis distribuyendo por igual a un lado y otro de la mesa... que parece una tontería pero es un error común.



Para darle el olor a invierno, quise poner ramas de canela y anís estrellado por todo el centro. El anís en forma de estrella, además de aromático, es súper decorativo... es una especia a tener siempre en cuenta porque está genial para cualquier época del año.

Y para terminar, un detalle que se me ocurrió a última hora: doblar las servilletas como si fueran árboles de navidad... a mis sobrinas pequeñas les encantó la jugada.


Y ya está... lo bonito de esta mesa es que además luce distinta apagada y encendida... nosotros quisimos recibir a la familia con las luces apagadas y le mesa encendida, y no es por presumir, pero el resultado quedó espectacular.

¿Qué os parece?




Puedes seguirme también a través de

1 comentario :

Natalia OC dijo...

No esperaba menos de ti, eres una crack!! Espectacular la mesa, me encanta y tomare nota de algún detalle Inés Cruz!! Espero lo pasarais estupendamente aunque no tengo ninguna duda conociéndoos. Besito fuerte!!!