sábado, 31 de diciembre de 2016

2016... I'm done


2016 no ha sido el mejor de los años. 2016 ha sido malo, incluso, aunque ha tratado de redimirse al final... un poco.

2016 Comenzó envuelto en una desazón infinita provocada por un trabajo que no me hacía feliz, sino todo lo contrario, y que dejé como quien suelta un lastre para, sino despegar cual cohete, sí resurgir con más paz, más experiencia, y más sabiduría.

2016 no ha sido el mejor de los años. No. Se ha despedido llevándose a Indi, dejando la huella de la tristeza infinita siempre pululando bajo la piel, ansiosa por brotar al mínimo descuido.
2016 no ha sido el mejor de los años, pero sí me ha enseñado a que no hay que luchar todas las batallas, sino sólo las que importan. Porque con ellas, aunque no se ganen, se gana.

2016 no ha sido el mejor de los años, pero me ha ayudado a encontrar mi sitio en algunos aspectos. A reconciliarme conmigo misma, que me había perdido. A volver a quererme y cuidarme.

2016 no ha sido el mejor de los años. 2016 se ha llevado a Bowie, a Carrie Fisher, Alan Rickman, George Michael, Peter Vaughan, Gene Wilder, Ali, Prince... mucha gente que sirvió de ídolo a mi generación.

2016 no ha sido el mejor de los años, pero se ha redimido algo al final abriendo la puerta a nueva gente con la que reír, compartir momentos, momentazos y locuras.

2016 no ha sido el mejor de los años, y no puedo esperar a que se acabe ya.

2016... I'm done.

No hay comentarios :