jueves, 6 de octubre de 2016

Descansa, mi perruli


Qué se hace cuando la pena te hace un agujero en el alma. Qué.
Se llora. Se suspira. Se siente.

Esta tarde nos hemos despedido a nuestro perruli Indi. Quien tiene o ha tenido perro entiende este dolor tan intenso que se te cuela en los huesos... 

Ahora toca recordar los buenos momentos. Echaré de menos su cuerpo menudo pegado al mío en las mañanas de invierno, cuando acababa subido a mis piernas para entrar en calor. Sus uñitas traqueteando por el pasillo persiguiendo a mi madre. Los ronquidos de sus siestas perrunas. Echaré de menos compartir el pavo del desayuno, verlo sentado cara al sol en la terraza de Marbella. Echaré de menos Los golpes en la pierna de cuando quería repetir en la cena, tu morrito chato cubierto de yogur griego. 

Querido Indi.... Echaremos de menos que nos vengas a buscar a la puerta, tu presencia y cariño constantes.

Te echaremos de menos todos y cada uno de los días...

Descansa mi perruli. Sube al cielo y cuídanos desde allí.