miércoles, 13 de abril de 2016

Magic Retouch y ¡adiós raíces!



Alocadas, vivimos en una época en la que vamos de aquí para allá como pollos sin cabeza, tratando que nuestras agendas no implosionen de todo lo que tenemos que hacer. A veces, esto va en detrimento de nosotras mismas, robándonos tiempo de momentos nuestros...

... y entonces pasa que de pronto te colocan una reunión importante, una cena, una cita... y nosotras con las raíces a la vista y unas pintas infames... y sin tiempo para ir a la pelu.


¡No sufráis! que en L'Oréal se han currado una solución, y muy chula, además. Se llama "Magic Retouch" y seguro que lo has visto en las tiendas de belleza últimamente... sí, son esos botecitos de color turquesa a los que seguro te has acercado con curiosidad. Yo voy a contarte para qué sirven, para que la próxima vez que te acerques a ellos sea para comprar uno.

El spray Magic Retouch es un producto sencillo de aplicar, que sirve de solución provisional al tema de las raíces. Y si no me crees, echa un vistazo a su método de aplicación:


A mí me parece la bomba, y más después de probarlo... mi madre - que no se fiaba, como toda buena madre - no sólo quedó muy satisfecha, sino que además le encantó tras la prueba. Como dice ella, es estupendo para esos días en los que estás a punto de ir a la peluquería y no quieres que se te noten las raíces, o para alargar el tiempo entre tinte y tinte... ¡Todo un descubrimiento!

El producto además, no tiene ni amoniaco ni agua oxigenada, pero cubre perfectamente las canas, como veis en las fotos de nuestra prueba:

 
Y además, viene en varios colores, por lo que es muy fácil que encuentres el tuyo. Son 5 tonos (rubio claro, rubio, castaño, marrón y negro) diseñados para machear los cabellos en un 85% de los colores, desde cabellos oscuros a rubios claros, pasando por la gama intermedia de colores.


La única pega es que, como bien dicen ellos mismos, es un remedio mágico temporal: se marcha con el primer lavado tan rápido como llegó. Pero mientas tanto, es un apaño estupendo ¿no creéis?

Os dejo con el víde demostrativo... ¡Tan fácil como 1, 2, 3!



Las fotografías no me pertenecen, aunque los collages sí. The images are not mine, but the collages are.


Puedes seguirme también a través de

No hay comentarios :