viernes, 26 de febrero de 2016

Let's brunch con Fonty


Llevaba bastante tiempo queriendo hablaros de Fonty, pero he tenido tantos eventos en las últimas 2 semanas que me ha sido imposible sentarme a hablaros de ello hasta ahora, con calma, como un buen brunch se merece.

Yo ya conocía Fonty desde hace bastante tiempo, o más concretamente, el local que tienen en la calle Castelló 12 (su obrador), un sitio ideal para tomarse una merienda con gusto en un entorno agradable en pleno Barrio de Salamanca; sin embargo, hoy quería hablaros de su nuevo local, el bistro que han abierto en la calle Juan Bravo 41.


El local es de aspecto más moderno que el del obrador (inspirado en los acogedores cafés de la Costa Este de los Estados Unidos y de algunos cafés parisinos), ya que tiene un objetivo algo más serio. Sin embargo, hay varias claves que sirven de hilo conductor entre los locales: la mezcla de texturas, un ambiente ecléctico y, por supuesto, su característico color azul.


Una de las estrellas del bistro, es el brunch. Aprovechando que iba con mis padres, cada uno pedimos una de las posibles opciones que tienen para estos Breakfast+Lunch, y ninguno nos equivocamos. Vaya por delante que estaba buenísimo todo... ¿queréis entrar en detalle? aviso que os abrirá el apetito... la chef Marie Valdez tiene cogido el punto a estos desayunos tan especiales.


Mi madre se inclinó por la hamburguesa, ¡menuda pieza! eso más que brunch es una comida con todas las letras. La carne de la mejor calidad y las patatas, también buenísimas. Un acierto sin duda.


Mi padre y yo optamos por el menú tres, aunque cada uno pidió una cosa diferente, tanto de plato principal, como de postre (que por cierto, se quedó mi madre, ya sabéis cómo van estas cosas... jajajajaja).


Como os decía, mi padre y yo pedimos cosas diferentes. Mientras yo me incliné por unos clásicos huevos benedictine, él pidió la tosta de la casa (con pan de campaña, tomate asado, jamon cocido, huevo pochado y salsa holandesa). ¡Qué rico! os puedo decir, como "experta" en huevos benedictine, que muchos son los sitios que los ofrecen orgullosos, pero pocos los que al final te presentan unos que estén realmente bien hechos, con su yema casi cruda brotando del huevo. En Fonty, sin embargo, les tienen pillados el punto... no os podéis imaginar lo que pude disfrutar con ellos.


Y por fin, para poner el colofón a un brunch estupendo, los postres. El obrador de Fonty es conocido en Madrid por ser uno de los mejores sitios en los que se ofrece pastelería y bollería. Sus croissants se han hecho un hueco en el Top 5 de los de la capital, y muchos son los que dicen que sus tartaletas de limón justifican la visita... por eso no dudé en convencer a mi madre de que la probara... quedó muy satisfecha. Para contrastar, yo pedí la bomba de chocolate y frutos rojos... toda una pasada, tanto en sabor como a nivel estético, como podéis ver en la foto... la capa superior de chocolate es tan perfecta, que hace las veces de espejo ¿podéis verme?


En definitiva, os recomiendo la visita, tanto para brunchear, como para comer. Además de sus salados y semi-fríos conocidos por el obrador, el nuevo bistro cuenta con una completa carta que, aunque no muy extensa, sí ofrece opciones para todos los gustos. A veces es importante centrarse en la calidad, que en la cantidad ¿no creéis?

Espero que os animéis a ir, y que me contéis la experiencia.

Las fotografías no me pertenecen, aunque los collages sí. The images are not mine, but the collages are.


Puedes seguirme también a través de

No hay comentarios :