lunes, 29 de febrero de 2016

La aburrida alfombra de los #Oscars 2016

A la vista del título, os podéis hacer una buena idea de mis sentimientos ante la alfombra roja de este año... ¡Qué gran decepción! ¿Dónde quedó el drama, el "efecto Wow"? Muchos en Twitter coincidimos en opinar que más que una entrega de los Oscars parecía una prom party... para un año que me quedo a verla en directo y me salen con éstas.

Las más guapas

Mis favoritas de la gala fueron 3, por su originalidad, personalidad y elegancia respectivamente:

 

Olivia Wilde hizo 2 apuestas arriesgadas: un escotazo de vértido y un chocker, y ganó de calle. Sabía que estaba deslumbrante y lo demostró sonriendo como una loca. Su Valentino fue de lo mejor de la noche, con una espalda preciosa.


Roonie Mara no sabía si me gustaba o me espantaba, hasta que vi el vestido de cerca. Entonces se inclinó la balanza definitivamente. Es absolutamente ella, es de una delicadeza exquisita, y escogió un look de maquillaje y peluquería que le iban como anillo al dedo, algo oscuros pero resaltando una delicadeza casi sombría. Brava.


Ejemplo de que se puede estar deslumbrante a cualquier edad, Charlotte Rampling, que iba de Armani guapísima.

 


Julianne Moore de Chanel fue de mis favoritas también. Una de las pocas que escogió algo de volumen en su vestido... y una de las pocas que se inclinó por el sobrio negro.

Mindy Kaling de Elizabeth Kennedy estaba ESPECTACULAR y muy elegante. Me encantó el detalle de la espalda, con ese gran lazo en azul, que le daba un punto de color al look y dramatismo.

Daisy Ridley de Chanel Haute Couture iba muy original con un peculiar largo de vestido, pero le sentaba genial y fue un momento divertido. se la veía radiante.

 

Louise Roe de Christian Siriano iba sencilla y elegante, con un tono mandarina muy favorecedor. Hubiese estado más guapa y sofisticada todavía si se hubiera esmerado con el peinado.

Naomi Watts de Armani Privé estaba muy correcta. Me gustaba el efecto tornasolado del vestido. Ella me aburre a más no poder, pero en este caso, fue de las que más "arriesgó", al menos en la gama cromática.

Olivia Munn (Stella McCartney) iba correctísima de naranja con un vestido de corte escultural. Le sentaba como un guante, y el color es divino.

 

Cuando Lady Gaga se cuela entre las mejores vestidas, vestida de Brandon Maxwell, algo está pasando. Me gustó que llevara pantalones, y me gustó su estilismo con trampantojo.

Rachel McAdams (August Getty Atelier) decidió hacer suyo el momento más sexy de la gala con su vestido. Un color precioso y una figura fantástica que seguro atrajo muchas miradas.

Otra que apostó por la sobriedad del negro fue Jennifer Garner de Atelier Versace, que estaba elegantísima. El efecto asimétrico de la espalda del vestido era espectacular. Le sentaba como un guante.

Ni fú ni fa


Charlize Theron podría ponerse un saco roto y estar espectacular, porque es un monumento de mujer. Por eso se cae a esta categoría, por no arriesgar más. Su Dior le sienta como un guante, pero sin más.

Kate Winslet (Ralph Lauren Collection) parecía que se había enfundado en una brillante bolsa de basura con su . De nuevo podía haberse inspirado en su personaje de ficción de La Modista para vestirse... la doy puntos porque la figura del vestido es mona.

Sophie Turner (Galvan London)... ¡Con lo mona que tú eres! ¡Con el tipazo que tienes! ganas puntos por llevar un vestido ecológico y que te va que ni pintado el color, que va con tus ojos. Pero es aburrido aburridísimo el modelito.

  

Jennifer Lawrence... tanto tiempo esperando para esto. El Dior será una obra de arte, pero no me convence. Creo que además está desmerecido por el peinado... quizás con algo más de glamour en este aspecto hubiera ayudado a subirla a la categoría de honor.

Margot Robbie de Tom Ford iba disfrazada de estatuilla, pero muy guapa.

Amy Poehler está aquí porque todavía no he decidido si me gusta o me espanta. De lo que no tengo dudas es sobre el desacierto de su peinado.

 

Emily Blunt de Prada estaba correcta. No es fácil vestir de gala estando embarazada, y ella lo defendió... aunque no me acabó de convencer el color.

Saorise Ronan de Calvin Klein Collection iba correcta. El color me encantaba, y la espalda del vestido también bastante interesante. Pero ya.


Galería de los horrores

 

Alicia Vikander, ganadora del Oscar, la vistió Louis Vuitton de Bella de Disney. El color le favorecía por su tono de piel, pero el estilismo era de lo más ñoño, y el remate abullonado de la falda, un horror.

Kerry Washington (Atelier Versace) quiso invocar el lado gladiador de su personaje en Scandal, pero de la peor de las maneras ¡Con lo que me gusta a mí el estilo de Olivia Pope! ya podía haber seguido sus consejos de estilismo... de la coleta ni hablamos.

Lily Cole no debió encontrar diseñador que la vistiera y se enfundó el rollo de papel albal encima. Simplemente horroroso.


 

Reese Witherspoon de Oscar de la Renta, fue una de mis mayores decepciones de la noche por partida doble: por ella, que no estaba favorecida, y por la marca escogida, que con todas las cosas bellas que han sacado en sus últimos desfiles tuvieron que escoger ésta. Lo único que me gusta, el color. Para agravar la situación, llevaba un volantazo en el culo que mejor que no se vea en la foto.

Heidi Klum, de Marchesa, estaba horrorosa enfundada en miles de capas degradés de tul morado. Tampoco sé muy bien qué pintaba en la gala. 

Sophia Vergara, también de Marchesa, en su línea de enseñar teta. Menos mal que esta vez no marcó culo también, hubiera sido demasiado previsible. Se debía encontrar espectacular, porque colgaba fotos oficiales de su look en la alfombra roja con más fluidez que los que estábamos siguiendo la gala en directo.

 

Brie Larson de Gucci se puso un vestido con plisados y unos horrorosos volantes adosados que no me convencieron en absoluto, y el escote... no le favorecía. Parece que tiene el pecho separadísimo... se salva el color, que es espectacular.

Sí, sé que os choca que Cate Blanchett esté en esta lista, pero francamente... aunque el color le favorezca y ella sea de las que se pueden poner un saco y estar divinas, el vestido de Armani Privé no me gusta nada. Quizás salvaría la parte de arriba...

Y los chicos ¿qué?


Fassbender... Marry me!

Mark Ruffalo y Sylvester Stallone jugando con el negro/azul muy guapos ambos (en la medida de sus posibilidades)


Eddie Redmayne muy elegantoso de McQueen con su chaqueta de terciopelo ¡guapísimo!

Jared Leto y su original pajarita... me hicieron gracia los detalles rojos en pantalón y chaqueta.

La nota entrañable de la noche la puso Jacob Tremblay, el niño más famoso de Hollywood, con sus detalles de Star Wars








No hay comentarios :