martes, 29 de septiembre de 2015

Con D de Diana... Vreeland

Fotografía: Priscilla Rattazzi
Fuente: www.dianavreeland.com

Hoy es el cumpleaños de Diana Vreeland, uno de los personajes más interesantes y que más ha influido en la historia de la moda reciente (trabajó durante más de 50 años, tras las revistas Harper's Bazaar y Vogue,  en Metropolitan de Nueva York), creando como creó la figura de la editora de moda como la conocemos hoy en día.

Otro de sus hitos en este mundillo fue, durante los 30 años que trabajó en HB (entre 1936 y 1962) y los casi 10 en Vogue (de 1962 a 1971) la transformación de la imagen que se tenía de las revistas de moda desde aburridas páginas de consejos para las mujeres, a catálogos de imágenes imponentes y espectaculares. Una guía de estilo de vida y fuente de inspiración más que un folletín.

Fotografías: Louise Dahl-Wolfe
Fuente: www.dianavreeland.com

Nacida en París de madre americana (con las que se llevaba fatal) y padre inglés, supo aglutinar todas las culturas en su visión de la moda y el mundo, algo que junto con su originalidad intrínseca, dio lugar a un carácter tremendamente particular y fruto de su éxito que inspiró dos películas: Una cara con ángel (1957) y ¿Quién eres tú, Polly Magoo? (1966), y que además sentó precedente en cuanto a lo que se espera de una poderosa e influyente editora de moda.

No aprendes moda. Tienes que llevarla en la sangre. Yo nunca veo otra cosa que un perfectamente maravilloso mundo de moda a mi alrededor”, dijo en The New York Times en 1984.

Su meteórica carrera comenzó cuando la contrataron en HB para escribir la columna Why don’t you?, y terminó  - al menos en HB - cuando no quisieron escogerla como Editora jefe de la revista. Fue entonces cuando se marchó a Vogue con ese puesto, una revista hasta entonces poca cosa que convirtió en un fenómeno de la época gracias a la apuesta que hizo por incorporar los cambios que se estaban dando en os años 60, así como  a una serie de personajes relevantes de la época, que fueron sus banderas (Mick Jagger, Anjelica Huston, Twiggy o Ve­rushka, entre otros). Tal fue el espectáculo en que convirtió la revista – y tan espectaculares fueron los gastos que hizo en el proceso -  que acabaron por despedirla de Vogue.

Un ejemplo de los memorándums que Vreeland dictaba. 1971 como el año del lazo.
Foto: © Diana Vreeland Estate/ Cortesía de 'Diana Vreeland Memos'.

Pero ahí no iba a acabar su carrera… automáticamente después fue contratada por el Metropolitan de NY como comisaria para las exposiciones, donde se encargó de organizar eventos tan importantes como The world of Balenciaga (1973), Romantic and glamorous Hollywood design (1974) o The glory of Russian costume (1976), todas ellas exposiciones de enorme éxito y que sentaron precedente en la actividad del museo, como hemos podido observar.

Fotografía: Jonathan Becker
Fuente: www.dianavreeland.com

Un vestido nuevo no te conduce a ninguna parte. Lo que importa es la vida que llevas con ese vestido”.

Amiga de Chanel, consultora de moda de Jackie Kennedy, descubridora de talentos como Manolo Blahnik y el clan Missoni… Vreeland tocaba todos los palos, y los tocaba bien. ¡E incluso escribía! publicó dos libros: Allure –donde compartía todas sus inspiraciones y sus fetiches– y D.V. –la autobiografía (que yo he intentado leer y que por su prosa enrevesada y su vocabulario extraño, me ha costado horrores, pero me divirtió mucho).

Se han escrito multitud de libros sobre ella e incluso no hace mucho se estrenó un documental sobre su figura llamado D.V. The Eye has to travel, que es un imprescindible si se quiere conocer la moda de la época.

Mirando un dibujo junto a Cecil Beaton en 1965.
Foto: © James Karales / Cortesía de 'Diana Vreeland Memos'


Puedes seguirme también a través de

2 comentarios :

Marikilla Luna Díaz dijo...

Que post tan interesante amor <3
Y que gran mujer !!!
Un besazo.
http://mypersonalkloset.blogspot.com.es/2016/09/little-black-dress.html

Ines Cruz dijo...

Me alegra que te lo haya parecido, te recomiendo que leas su biografía si te parece tan interesante esta mujer :)