martes, 22 de septiembre de 2015

Bienvenido Otoño




Mañana a las 10:21 min (según el Ministerio de Fomento) empezará el otoño.

El otoño es mi estación favorita del año… empieza a refrescar, el verde pasa a teñirse de infinidad de tonalidades que van desde el amarillo al rojo intenso y, no sé, como que con el regreso del verano los días saben más a comienzo que después de las Navidades. Para mí, la única pega que tiene el otoño es la luz… que empieza a desaparecer, haciendo que los días más cortos.


Además de los colores, del otoño me gustan los sabores. Sobre todo el de la calabaza y, por extensión, el del Pumpkin Spice Latte de Starbucks, que hasta hace no mucho era territorio exclusivo del extranjero. En lo que va de mes ya llevo 3, y no descarto el investigar activamente hasta conseguir una receta para hacérmelo yo en casa. Las naranjas, la canela... todas esas especias cálidas.


En otoño bajan las temperaturas, y empiezan mis ansias por comenzar nuevos proyectos con la lana… tengo este año antojo de algún jersey o chaqueta naranja, y mi querido manguito de color marrón glassé.


Porque sí, bajan (bajarán) las temperaturas, y apetece taparse de noche con una manta. Cubrirse con jerséis y chaquetas calentitos… cozy, que dicen los ingleses, una palabra la mar de acertada y que deberíamos adoptar.


Me gustan los colores de uñas otoñales, los borgoñas y marrones oscuros, casi negros, que contrastan con la piel blanca. Y me gustan, también, los rojos oscuros para los labios... como si el vivo carmesí se apagara con la luz otoñal.


A falta de chimenea (aquí lanzo un llamamiento para que mi querida amiga L. me invite a disfrutar de café frente a la suya), tardes relajadas echada en la cama, leyendo en la penumbra y animada por una vela.


El otoño nos trae las nuevas series, o la vuelta de nuestras preferidas. Tengo ganas de re-engancharme a Scandal y Empire, Downtown Abbey, The Good Wife y descubrir Outlander o How To Get Away with Murder, entre otras.


Y a vosotros, ¿qué os gusta del otoño?



Las fotografías no me pertenecen, aunque los collages sí. The images are not mine, but the collages are.


Puedes seguirme también a través de