lunes, 17 de agosto de 2015

Lunes de los 5 Sentidos 281


Llevo apenas 2 días en Madrid y ya parece que no me hubiera ido… jajajajaja… bueno, tampoco tanto, porque no está mal del todo que la gente alabe lo morena que estás y la buena cara que se te ve después de 3 semanas de vacaciones… he descansado mucho, me ha venido fantásticamente bien.

Con todo, como decía, ya estoy de vuelta; y aunque eso supondría volver a la normalidad en lo que a las fotografías de los Lunes de los 5 Sentidos se refiere, como estrictamente las vivencias del post de hoy corresponden a la semana pasada, voy a seguir en mi línea de la descripción, y ya veremos cómo lo hacemos con las fotos. Ha sido una semana intensa, además… con eso de que era mi última semana había ganas de hacerlo todo… y así hicimos.

¿Empezamos?

VISTA

El árbol frente a mi casa de Marbella con el tronco que parece teñido de verde fluorescente.
A los domingueros (aunque estrictamente habría que denominarlos findesemaneros) haciendo café en una cafetera italiana de las de rosca de toda la vida en un hornillo bajo su jaima, con suelo, colchones y cortinas incluidas, en la playa.

OÍDO

Las patitas de Indi cuando camina por la casa y viene a mi cama a despertarme… y que tanto voy a echar de menos hasta que vuelva.
El mar, en los días de bandera amarilla, rugiendo suave de fondo... me relaja tanto como la lluvia ¡Qué delicia!

GUSTO

Rollitos filipinos que mi madre ha aprendido a hacer.
Albóndigas en Gaspar... o mejor dicho albondigones, ¡porque son grandes como puños!

TACTO

La desesperación por culpa de mis ataques de tos… tan mala estaba a la vuelta que apenas había dormido los últimos días y miedo me daba de que me echaran del vagón del silencio.

OLFATO

La gasolina de los barcos de coquinas que faenan junto a la playa.
La sandía de la cena de mamá



Puedes seguirme también a través de

No hay comentarios :