miércoles, 19 de agosto de 2015

Críticas literarias: La Guerra Secreta de Coco Chanel

Aprovechando que hoy sería el cumpleaños de Coco Chanel, me viene al pelo comentaros qué me ha parecido mi última lectura del verano: "La Guerra Secreta de Coco Chanel" o, en su título original "Sleeping with the Enemy: Coco Chanel's Secret War" de Hal Vaughan; que me aprece mucho más ocurrente.

Si os soy sincera esperaba algo distinto de este libro... Algo más novelado que lo que he leído, y quizás ahí residieran mis expectativas y mi error. 

El libro tiene datos interesantes y curiosos sobre Chanel que desconocía (sobre todo de la época de la GM) muy entretenidos y que te dan una idea muy gráfica de la gran fortuna que llegó a amasar Chanel, así como su red de contactos; pero sin embargo hay partes del libro que contienen tantos nombres del espionaje, contra espionaje y re-contra espionaje que resultan áridos y bastante pesados de leer.

No tenía ni idea de sus relaciones con Churchill, por ejemplo, o el Duque de Westminster (que luego se casaría con Wallis Simpson), el hecho de que fuera tan tremendamente antisemita (uno de los motivos por los que no le fue excesivamente difícil aliarse con los nazis para sobrevivir) o la enorme dependencia que tenía de los hombres y la morfina.

Chanel y Churchill

Me da un poco de pena que no se haya ahondado más en ella, y sí en todos los personajes que la rodearon en los momentos en que se la relacionó con los alemanes, pero al parecer toda la documentación ha desaparecido.

El Duque de Westminster y Coco Chanel

Este libro no hace más que acrecentar el enorme halo de misterio que rodea a su figura, especialmente porque a la vista de los hechos, colaboró con los nazis, pero teniendo en cuenta, como os he comentado, todos los documentos probatorios se han evaporado (muestra del enorme poder que ostentaban sus contactos), es un enigma más que por el momento, quedará sin resolver.

Podréis encontrar más críticas literarias en este link: BOOKS


Las fotografías no me pertenecen. The images are not mine.


Puedes seguirme también a través de