miércoles, 29 de abril de 2015

#Emprendedores: El Mercado de La Vida


Conocí el proyecto de Carlos a través de una nota de prensa en la que me enamoré de los bolsos que vendían, y enterándome de que además era emprendedor, no pude resistirme a sacarle en esta sección que, dicho sea de paso, andaba un poco abandonada.


El Mercado de La Vida, que así se llama tan bonito proyecto, nace del corazón de Carlos, un empresario con trayectoria marketiniana al que siempre le ha gustado la historia detrás de las marcas, el transmitir sensaciones a través de productos para hacerlos más especiales… por eso crear El mercado de la Vida era el paso evidente a seguir


La crisis fue para él y su equipo una oportunidad, ya que a través de su marca, son capaces de dar salida a preciosos proyectos de creación y diseño que, de otra modo, no sería posible. Con El Mercado de la Vida buscan, en palabras del propio Carlos “ofrecer productos únicos, de calidad y siempre buscando la belleza en lo que hacemos. Queremos que la gente encuentre en El Mercado de la Vida cosas frescas, singulares, hechas con todas las ganas del mundo”… y eso es admirable.


Como en todos estos proyectos, no faltaron las dificultades. Montar una empresa nunca es fácil, aunque gracias al apoyo de sus clientes, llenos de cariño hacia la marca, los obstáculos se hacen más llevaderos. Y es que ¿quién no se enamoraría de una tienda en a que encontrar detalles para toda la familia y para la casa? 

¿Qué es lo que define a El Mercado de La vida? Creo que mejor os lo explica el propio Carlos:
"En El Mercado de la Vida tenemos muy claro nuestro objetivo, 1. buscar la belleza en lo que hacemos, 2. hacer cosas únicas o con una singularidad especial, 3. la calidad es fundamental, por eso siempre tratamos de apostar por el Made in Spain"

Por eso me cuenta que tratan de trabajar con materias primas artesanales, e incluso con algunas recicladas, como los cojines antiguos con los que están hechos los bolsos Coussin. Su idea es ofrecer a los clientes colecciones con piezas únicas, en las que no haya dos piezas iguales, para que el cliente se sienta aún más especial comprándolas.

Yo estoy enamorada de muchos de sus productos, en especial de las alpargatas y bolsos étnicos... pero ofrecen también una pequeña variedad de ropa para grandes y pequeños de la marca Cotton Crown, que son ideales para hacer un regalo.


También me ha encantado su espíritu boho, que se transmite, no sólo a través de sus accesorios étnicos (los cinturones son una pasada), sino también en los elementos decorativos que venden... alucinaréis con las botellas de vino convertidas en lámparas, los candelabros vintage o las alfombras persas.



Ya veis por las fotos las cosas tan bonitas que ofrecen, pero si queréis empaparos más de la marca, lo mejor será que visitéis su nueva tienda física en la c/ Hermosilla, 26 -Jardín de Federica&Co- en horario de lunes a sábado de 11:00 a 20:30... aunque tiene más puntos de venta por toda España.

Y si queréis ir abriendo boca, podéis pasaros por su web - El Mercado de La Vida - Página de Facebook o Instagram... prometo que no va a decepcionaros.



Las fotografías no me pertenecen, aunque los collages sí. The images are not mine, but the collages are.


Puedes seguirme también a través de

No hay comentarios :