miércoles, 18 de febrero de 2015

From the backstage


Habréis podido ver que este año no he sido fiel a mi cita con la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid (o la antigua Cibeles, que al final es más corto y comprensible para todos), pero es que he tenido mucho lío y mantener el ritmo de otros años era una imposibilidad manifiesta.

Además, cada vez es más difícil encontrar acreditaciones más allá del Ciblespacio (y ya sabéis qué opino yo de eso), así que tampoco tiene mucho sentido correr a hacer resúmenes de desfiles que se pueden encontrar en las revistas on-line especializadas.


Menos mal que gracias a Essie tuve la oportunidad de pasarme por el Madrid Fashion Show, que siempre encuentro muy interesante porque me da la oportunidad de conocer nuevos diseñadores y marcas muy prometedoras para la moda española; en concreto a los desfiles de Mónica Cordera y POE, que no conocía.


Como ambas propuestas se merecen su espacio, os hablaré de ellas más adelante, hoy quiero centrarme en la locura del backstage... una vorágine de la que me encanta participar, aunque sea desde la barrera.


Como os decía, fuimos invitadas de la mano de Essie, y como no podía ser de otra forma, hicimos nuestra primera parada por bambalinas en su espacio. Allí, la responsable de la marca para los desfiles del #EssieMFShow prepara a las modelos con el color escogido por cada diseñador para representar a la mujer de sus diseños. Un pequeño rinconcito donde relajarse - aunque sean apenas 5 minutos - antes de la locura del desfile.



Y es que, la velocidad es clave: además del color escogido, las uñas de las modelos son tratadas con el "quick-e" que deja los esmaltes listos y sellados en apenas 60 segundos... ¡y a desfilar!



Obviamente, otra parte fundamental del backstage es la zona de maquillaje y peluquería, patrocinados por Maybelline y TRESemmé respectivamente.



Para mí es una de las cosas más alucinantes de ver cuando consigo meterme en los backstage... la transformación de las modelos me hipnotiza y fascina a partes iguales.



Todas esas brochas, pinceles, pinturas y secadores me vuelven loca... y da la sensación de que para las modelos se parara el mundo durante unos instantes mientras se someten a los cuidados de los profesionales, pasando de chicas "normales" a bellezones...




Todas las fotografías me pertenecen, si quieres usarlas, escríbeme un correo a .chezagnesblog@gmail.com

Puedes seguirme también a través de

No hay comentarios :