viernes, 10 de enero de 2014

Moda fuera de serie: El tiempo entre costuras


Ya sé que este post llega un poco tarde respecto a otras webs, pero si os soy totalmente sincera, he de confesar que hasta estas navidades no había visto ni un solo capítulo de la serie… y eso que la novela me cautivó. El motivo era bien simple: miedo. Miedo a la decepción. Pero parece ser que era totalmente infundado, porque la serie ha resultado ser todo lo que esperaba, especialmente en lo que la moda se refiere.

Aprovechando que el lunes Antena 3 nos vuelve a regalar un nuevo capítulo de las aventuras de Sira, ¿qué tal si analizamos su vestuario ahora que se encuentra en una encrucijada que cambiará su vida, y puede que también el rumbo de la Historia y lo hace a golpe de vestidazos y looks impecables?

LA SIRA DE MADRID

La Sira que conocemos en Madrid es una chica sencilla y apocada. Costurera en la Segunda República, trabaja en un taller de Alta Costura, pero nada de su indumentaria hace predecir este hecho: luce modelos de vestidos muy sencillos, de colores claros y con muy pocos detalles en forma de escotes tímidos y cuellos redondos o en pico. Es la imagen del personaje en esta época de su vida: la Sira joven, sencilla, trabajadora y humilde. En términos de belleza, Sira luce la cara lavada y peinados también simples como semi-recogidos, trenzas, o el pelo suelto… pero siempre fuera de la cara, para poder trabajar mejor.


TÁNGER, SOFISTICANDO VIDA & LOOKS

Con la llegada de Ramiro, cambia Sira y cambian sus looks. Ya no es una chica de barrio, sino una joven enamorada de un emprendedor que se marcha a hacer fortuna a Tánger. En un momento clave en su vida, Sira empieza a lucir complementos: el primer sombrero que la vemos llevar puesto será en el ferry que cruza el mar, y que la lleva a su nueva vida fuera de España.


En este periodo vemos cómo se enriquecen los looks de Sira. Empieza a lucir pequeños sombreros y los vestidos ganan en complejidad en estampados, pero aún son muy sencillos, los cuellos se agrandan y las faldas se estrechan, marcando su figura con faldas de lápiz. Pequeñas florecillas o dibujos y colores aún sobrios se hacen un hueco en su armario, que en ropa de noche también se vuelve algo más sexy.

LA REINVENCIÓN DE SIRA

Como si no hubiera tenido suficiente, la vida de Sira da un giro y tras su trágico episodio con Ramiro – que introduce un impass en su vestuario, que vuelve a sus orígenes casi como los vestidos que lucía en Madrid – tiene que reinventarse y sobrevivir. Sira volverá a coser, y se convertirá en una afamada modista en Tetuán


… Pero para eso tiene que cambiar, y a ello le ayudarán su vecino y una de sus clientas – ambos dos personajes fundamentales en su historia, que además serán grandes amigos. Sira renacerá cual mariposa de su sencillez, adquiriendo un nuevo y mucho más sofisticado look con tintes mucho más modernos, aunque sin pasarse. Los vestidos ganan en calidad y corte (inspirados por las revistas más famosas de la época), e incluso la veremos lucir pantalones y algún que otro vestido largo de fiesta.


Los colores más vivos harán por fin aparición en su armario y empezará a usar con mucha más asiduidad y clase complementos como collares, guantes y sombreros de más talla e incluso hará acto de presencia el fumar con boquilla como sinónimo de clase social. Además, y para poner la guinda al pastel, Sira cambiará su peinado a un recogido muy sofisticado, y adquirirá 2 hábitos que la acompañarán en casi la totalidad de los momentos de su vida: la barra de labios roja y las uñas a juego.

Además, podremos verla incluso disfrutar de la vida ¡en bañador!


ARISH, SOFISTICADA MODISTA (Y ESPÍA)

La vida cambia, y con ella la situación de Sira, que se ve inmersa en complejos juegos de espía que la llevarán de nuevo a Madrid. Sira vuelve a reinventarse, aunque esta vez de una manera más radical: Se Convertirá en Arish Agoriuq, afamada modista afín a los nacis con ascendentes árabes y de muy buena cuna, algo que se reflejará irremediablemente en su vestuario.


Para mí, es precisamente el momento en que llega a Madrid y se baja del taxi cuando entendemos cuál es el estilo que marcará esta nueva Arish. Comenzando desde unos pies enfundados en zapatos de tacón negro y medias de cristal, vemos aparecer a una joven enfundada en un impecable 2 piezas blanco y turbante del mismo color, que con sus guantes blancos y su bolso de mano camina con paso firme hacia el Hotel Ritz de Madrid.


Su armario alcanza los niveles máximos de sofisticación sobria en esta época. La veremos lucir sobre todo modelos de dos piezas en colores sobrios (berenjenas, verde botella, marino), con faldas lápiz ajustadas a la cintura y hombros que se marchan y ensanchan. Las caídas de las telas, los cortes de los abrigos, todo habla de casta y clase social elevada en los looks de Arish.


En sus apariciones de noche, nuestra modista lucirá modelos que dejaban hombros y espalda al descubierto, y alternará entre sobrios diseños con figuras más tipo tubo, y vestidos de tono más espectacular con estampados grandes y pedrería.


Sus complementos no serán menos: los sombreros serán un componente fundamental en su armario (ganan en presencia y diseño, verán sus alas ensanchadas y sus materiales enriquecidos) y, debido a sus “orígenes” también nos sorprenderán con algunos turbantes que le dotan de mayor sofisticación si cabe a sus looks. Otros complementos que ganan en importancia son los guantes largos, y durante el invierno la veremos abrigarse con imponentes estolas de piel. Además, Arish no se separará de una pulsera enjoyada que tendrá un importante protagonismo en la serie, y que será una de sus señas de identidad.


¿Qué nos depararán los nuevos looks y aventuras de Arish? tendremos que esperar al lunes para descubrirlo.


Puedes seguirme también a través de
Las imágenes pertenecen a Antena3

2 comentarios :

ana del hoyo dijo...

A mi me pilló el toro y no me dio tiempo a leerme la novela, así que no sé cómo será,pero desde luego la serie es..... espectacular,y los looks de Sira en todas sus facetas son alucinantes...

Ines Cruz dijo...

Pues te récord,ir do que te la leas, porque además la serie es muy fidedigna. Yo estoy enamorada del vestuario