viernes, 11 de octubre de 2013

Very Valentino...


He de confesar que ahora mismo, Valentino es una de mis casas favoritas en la pasarela. Siempre he sentido debilidad por la firma, pero es que, además, ésta ha sido una de esas raras ocasiones en que con la marcha de su creador no ha perdido ni encanto ni fuerza. 


Maria Grazia Chiuri y Pierpaolo Piccioli están haciendo un excelente trabajo con la modernización de la marca. Siendo fieles a todos los detalles que la hacen única (el trabajo detallitas, la feminidad en sus líneas, el color rojo o los trabajados encajes), han conseguido que todo el mundo suspire show tras show por sus creaciones, cautivando también a mujeres más jóvenes con prendas divertidas, pero con toda la personalidad de Valentino.


Aunque quizás me gustara más el desfile de alta costura con su inspiración marina y algo más de sencillez que la de este desfile, lo cierto es que esta colección me ha dejado tan impresionada por su viveza colorista, el trabajo de los guipures e impresionante trabajo, que no podía dejar de compartirla con vosotros.


La inspiración en esta ocasión era la ópera, y una de sus máximas representantes, María Callas. Cuantan que en el moodboard que inspiró estas salidas había una fotografía de su personaje Medea, bruja de la mitología que llena la pasarela de inspiraciones que resultan algo difíciles de identificar aisladas.


Vemos sandalias y faldas gladiadoras, colores que nos llevan a África y a sus piedras preciosas, geometrías griegas y bordados que parecen salidos de los Jardines de Babilonia... y sin embargo todo resulta extrañamente coherente.


Para las que huyan de tanta excesividad, hay salidas más sencillas, que aunque pierden en lo que a aspecto caleidoscópico se refiere, conservan la personalidad de la colección a través de los ricos colores y telas.


¿Y qué me decís de los lujosos colgantes del zodiaco?


En definitiva, una pasada de desfile... ¿qué pensáis vosotros?

1 comentario :

valepatarroyo97 dijo...

nombre de la colección? y donde se presento?