viernes, 9 de agosto de 2013

Conexión Vichy


El verano es sinónimo de playa, de atardeceres largos, de picnics a la sombra, por eso cada año, como pasa con los vestidos blancos, los cuadros de vichy vuelven para alegrar nuestros armarios.




Vestidos, camisas, complementos varios... desde que Brigitte Bardot se casara con un vestido de vichy rosa de Jacques Esterel en 1959, el cuadro de vichy dejó de estar reservado para eventos de sport para conquistar con fuerza los armarios más urbanitas. Incluso después de dos años en que tuviera su resurgir más fuerte (con aquellos preciosos vestidos de Miu Miu o sus archifotografiados zapatos, o las gafas de D&G), el cuadro de vichy sigue siendo sinónimo de verano y calor.




¿Y por qué se llama así este cuadro? Antiguamente Vichy era una de las zonas de mayor producción de tejidos algodonosos, y era común que éstos (utilizados para delantales, manteles y faldas por su gran resistencia), se estamparan con cuadros de colores. Cuando Brigitte y su modisto los utilizaron en aquel vestido, fue su salto definitivo a una moda más elaborada y alejada del uso más industrial.




Pero ahí no queda la relación entre la Bardot y los cuadros de vichy. Cuentas las leyendas fashionistas que gustan de este tipo de historias que previo a usarlo en su vestido de novia, la actriz estaba en un hotel de Saint-Tropez  que tenía cortinas para las ventanas en estos cuadros. Le gustaron tanto, que mandó que le hicieran una falda de la misma tela. Su amor con el estampado siguió durante años, volviéndose parte de su imagen… al menos es lo que contó Edouard Dutour cuando presentaba el bolso Lancel “BB” una colaboración entre la marca Lancel y Briggitte Bardot.


De este cuadro me gusta su versatilidad, no sólo en colores, sino en tamaños. Cada vez son más las marcas que se atreven a utilizarlo para vestiditos de cocktail, zapatos de fiesta, e incluso faldas largas. Además, es muy combinable con vaqueros y tejidos más lisos, y siempre da un punto de perversa inocencia (muy al más puro estilo Lolita), que resulta divertido.




Las famosas se han atrevido a lucir los cuadros de vichy (o ginham, como dicen en otras lenguas) en todo tipo de eventos y ocasiones...


Lo que pone de manifiesto, como ya he comentado, su versatilidad. Si todavía no estás convencida, aquí van algunos looks más que te enamorarán... ¡el vichy conecta con cualquier estilo y tipo de persona!



Puedes seguirme también a través de

2 comentarios :

Zsa Zsa Zsú dijo...

Nos encantan los zapatos de vichy en todas sus versiones. Los de Miu Miu son para morirse de bonitos!!!

www.zsazsazsu.es

Solucionóloga dijo...

Me encanta el post! Y me encantan los cuadros vichy