miércoles, 22 de mayo de 2013

Vibrante Iris


Aunque muchos la conocen tras haber sido objetivo de una gran exposición en el Museo de Arte Metropolitano de Nueva York en 2005 (Iris Apfel: rara avis), lo cierto es que esta neoyorquina de más de 90 años ya era conocida en su ciudad natal como prodigiosa diseñadora de interiores, complementos y, más recientemente, una campaña con la prestigiosa firma de cosmética MAC.


Su excéntrica visión del mundo "More is more and less is a bore."(*) la han hecho convertirse en icono de estilo, no sólo dentro de su horquilla de edad, como la proclamó The Guardian, sino también entre gente de todas las edades que, como yo, admiran un enfoque distinto del mundo y aplauden la diferencia.


Como ha proclamado en varias entrevistas que se le han hecho: “De pronto me he convertido en una estrella geriátrica. Mi marido y yo nos reímos mucho con la situación. He estado haciendo esto toda mi vida y ahora me encuentro con montones de revistas, sobre todo europeas, que están escribiendo sobre mí. ¡Pero yo no estoy haciendo nada distinto a lo que he hecho durante los últimos 70 años!


¿Cuál es el secreto de su éxito?
Ella dice que es su curiosidad, una característica que no ha dejado de ejercer en toda su vida, y que la hizo romper moldes y estereotipos desde el comienzo de su carrera, ya no sólo con su estilo personal, sino con la firma de textiles y diseño interior que creó junto a su marido Carl, Old World Weavers, cuyo carácter diferente la llevó a tener clientes como Greta Garbo, Patricia Nixon y Estée Lauder y a decorar la Casa Blanca para nueve presidentes, desde Harry S. Truman hasta Bill Clinton.


Poco se puede decir que no se vea a través de las fotos de su estilo personal, que se caracteriza, sobre todo, por el eclecticismo. Para ella, la moda es intuición, y desde que era joven, mezcla con maestría piezas de diseño con ropa de mercadillo de formas que sólo parecen posibles en la fantasía, pero que funcionan a la perfección.


Me fascina la genial forma en la que esta mujer mezcla estampados, tejidos y colores… podría pasarme horas viendo fotos de ella e inspirándome en su valentía. En su estilo tuvo mucho que ver la influencia de sus padres: su madre era vendedora de modas y le enseñó el valor de las prendas clásicas (más fáciles de embellecer con complementos y más duraderas) y de su padre, que al dedicarse al negocio de la importación, le dio la oportunidad de ver cosas exóticas y diferentes desde su más tierna infancia.


Como en el uso que hace de los accesorios, especialmente de los collares. ¿Cómo es posible mezclar de forma tan brillante y sin que parezca forzada collares de plata y cuentas? Me he propuesto firmemente desde este post el tratar de cortarme un poco menos y experimentar un poco más… ella empezó comprándola a los 11 años, y desde entonces no ha dejado de coleccionarla. 
En varias entrevistas que he leído sobre ella afirma que la práctica hace la perfección, y que es necesario mirar, mirar, mirar y mirar, en todos lados.


La clave es encontrar lo que funciona contigo y serle fiel como Iris… ¡durante más de 70 años! En sus propias palabras “tienen que trabajar en él. Es diferente para cada persona. No hay una fórmula. Para mí, estilo es sobre todo actitud. No tiene nada que ver con la cantidad de dinero que posees. Conozco a muchas personas con toneladas de dinero que no tienen estilo y personas sin dinero que van increíbles. Es la forma de pensar sobre ti. Tener curiosidad acerca de uno mismo. Lleva tiempo. Debes conocerte y saber que no importa lo bella que sea una prenda. Si no te sientes cómoda en ella, parecerá que la has tomado prestada. Tratar de copiar el look de alguien es una tontería.”

Os dejo con un fantástico vídeo que pone de manifiesto la genial personalidad de esta señora:


(*) “Más es más y menos es aburrido”
Gran parte de las imágenes pertenecen a esta entrevista de S-Moda, aunque otras las he encontrado a través de tumblr.

Puedes seguirme también a través de

No hay comentarios :