martes, 19 de febrero de 2013

Mercedes-Benz Fashion Week. Día 2


Tras la juventud, toman la pasarela algunos de los clásicos de siempre, V&L incluido, algo que me ha sorprendido tras el anuncio de su suspensión de pagos…

Ailanto
La obra de la pintora ucraniana Sonia Delanuay sirve de inspiración a los diseñadores de la firma para llenar su colección de estampados que entremezclan las flores y la geometría de una manera original y, en mi humilde opinión, que funciona.
Mucho color en una propuesta que, aunque a ratos pudiera parecer inconexa por los brotes cromáticos inesperados, es precisamente lo que la dota de alegría y juventud.
Tejidos más oscos se entremezclan con sedas pijameras y tejidos florales, en una de las propuestas que más me ha gustado por su juventud... ¡y esos abrigos de colores! necesito uno en mi vida.


Roberto Torretta
Ha sido una de las propuestas que más me ha gustado hasta ahora, quizás porque ha sido de los que más variedad tanto en colores, estampados y formas ha presentado.
Su colección es ultrafemenina, pero de inspiración masculina en sus cortes (los pantalones con pinzas, la sastrería que marca la figura), y perfecta para una mujer urbanita que tiene muchos planes y quehaceres en su día y quiere lucir perfecta.
Me han enamorado los toques de rojo, y las líneas básicas y depuradas de la colección, los looks de oficina que se alternan con prendas más amplias perfectas para los días de ocio.


Roberto Verino
Roberto Verino pasa de la mediocridad, y por eso se pone el mundo por montera y presenta una colección llena de lujos que es una alegría para la vista.
Rasos, terciopelos, brocados y pieles son una placer de ver y toda una brisa de aire fresco… durante su desfile, nos olvidamos de que la crisis existe para soñar con cenas en el Orient Express .
Hombres masculinos (para variar) con prendas que se ven de calidad y duraderas… fantásticos en su varias capas de telas de diferente grosor.
Quisiera yo un cuello golosón de piel como los que el diseñador propone...


Victorio & Luccino
Sorpresa, como digo, al encontrarme que el dúo no se caía del calendario ni siquiera tras el anuncio de su suspensión de pagos. Curioso, cuanto menos.
Sorpresa también porque me ha gustado más este desfile que en otras ocasiones, quizás porque los diseñadores se han recatado más y han retraído sus volantes haciendo una colección más sobria y ponible, más fácil y comercial. Quizás deberían haber hechos más desfiles como éste, para evitar la situación en la que se encuentran.
Aún así tampoco me mata, pero lo que sí tengo claro es que el año que viene tengo que hacerme con un lujoso cuello de piel, a la vista de lo que se repite en todos los desfiles.


Ángel Schlesser
El diseñador es fiel a su estética y muestra una colección de líneas sencillas y depuradas que marcan su personalidad. Sin apenas accesorios, la estrellas de su desfile son las prendas, de corte impecable y sastrería divina con toques muy masculinos.
Mentiría si dijera que me ha vuelto loca… porque no lo ha hecho. Pero me gusta el saber y confiar en que si lo que busca una mujer es una prenda versátil y sencilla, pero bien confeccionada, la respuesta es Schlesser.
Pocos pero contundentes estampados, y salvo por algunas salidas en rojo pasión, en general una colección sobria basada principalmente en el negro.


Aristocrazy
Y como broche de oro (y nunca mejor dicho) el desfile de la firma de joyería. No sé si habrá causado la misma expectación que el desfile anterior, pero bueno, también es difícil superar un arranque como el del año pasado. Lo que sí ha quedado claro a la vista de los tweets y comentarios en redes sociales varias, es que la puesta en escena ha sido igual de imponente o más, y que ha dejado boquiabiertos a propios y a extraños.


Por lo que yo he podido ver el trabajo de orfebrería ha sido, una vez más, increíble... pero en esto creo que coincidiréis conmigo, no es algo que pueda admirarse bien en la pasarela, por fantástica que sea la puesta en escena. Si he podido apreciarlo ha sido por las fotos en alta calidad, los espías en el backstage que nos ilustraban en instagram... pero en las "fotos corrientes" todos estos detalles fabulosos se pierden. Leo que cada prenda ha sido diseñada para resaltar la joya, el complemento se hace prenda y viceversa.



He visto imponentes corazas, maravillosos cuellos dorados llenos de diminutas hojas... mucha inspiración medieval y muy rollo Juego de Tronos (para mi delicia). Como digo también, intrincados diseños que de cerca, impresionan y hacen suspirar... pero también, cosas demasiado exageradas e imponibles que sirven más como campaña de marketing que como pasarela propiamente dicha.


Todas las fotos son de Vogue.es

1 comentario :

Petdeloup dijo...

qué post más currado! te ha quedado genial y yo me quedo con Victorio & Luccino!!! :)