viernes, 8 de febrero de 2013

La Joyería Art Decó I: Orígenes e influencias

Este post se lo debo a Inmaculada Aroca, ponente de la conferencia “La Joyería Art Déco en los Locos años 20” que tuvo lugar en el ISEM FBS-UNAV. De hecho, os confesaré que tenía pensado que fuera una única entrega, pero debido a la cantidad de apuntes y fotografías que he encontrado, he pensado que sería mejor dividirlo 1) para no cansaros y 2) tengáis la oportunidad de disfrutar más detenidamente de una temática que me ha sorprendido y cautivado a partes iguales.

Para poder empezar a hablar de un periodo que revolucionó el mundo de la joyería (al menos en lo que a diseño se refiere), es necesario ponernos un poco en antecedentes. Corría el año 1925 en París, y en la Exposición Internacional se presentaba oficialmente en sociedad el Estilo Art Déco  último estilo global (porque intenta contagiar a todos los ámbitos de la vida) tras el modernista.


¿Y en qué consistía este movimiento? Si hay algunas características comunes al Art Déco son sin duda la gran ornamentación, el exotismo de las piezas (provocado por los viajes trasatlánticos y a zonas orientales que se popularizaron en aquella época), el uso de materiales lujosos y muy trabajados, colorido muy llamativo o las formas geométricas.

De todo ello dan fe las espléndidas creaciones joyeras de la época, de las que Luis Cartier, con su modernidad, fue su máximo representante. Modernidad que ya se ponía de manifiesto en su forma de entender la joyería como un complemento más de moda, lo que le llevó a presentar sus novedades en aquella Exposición Internacional, no junto al resto de compañeros de profesión, sino en el Pabellón de la Elegancia rodeado de modistos. 


Pero volvamos a la joyería en general para hablar de los orígenes de las piezas que se lucieron en esta época, para entender un poco más lo que se llevaba:
  • Joyería Eduardina: De esta influencia la máxima representante y máximo exponente fue la Reina Alejandra, que para ocultar una cicatriz de dudosa procedencia en su cuello, puso de moda las ricas gargantillas que, en forma de broche sobre tiras de tela al principio, más complejas y armadas en su evolución (hasta parecer encajes de platino y diamantes), adornaban el cuello de las damas más distinguidas. Una forma más de resaltar la figura en forma de “S” que el corsé imponía en la moda del entonces.
  • Joyería Art Nouveau: En este caso se trataba de temas naturales, formas más curvas y la inclusión de piedras “menos nobles” como eran las semipreciosas. Este tipo de joyería incluyó, además, materiales mucho más “mundanos” como eran las conchas de tortuga, el marfil o el coral, ya que lo importante no era el material en sí, sino el diseño, siendo éste el que daba valor a las piezas. 


Ya hemos dicho que el Art Déco fue el último gran arte global, es decir, el último arte en tocar todas las disciplinas de la vida. Parece lógico pensar entonces, que toda esta globalidad se vertiera también en las joyas, y recibieran éstas influencia de muchas disciplinas:

Las figuras y los diseños fueron principalmente afectados por la geometrización (El cubismo sobre todo, o artistas como Braque o Picasso) el suprematismo o el neoplasticismo de Mondrian. Aunque sin duda alguna, una de las mayores influencias vino por parte del futurismo, cuya imaginería derivada del culto a la era industrial mecanizada acabó dotando a la joyería del momento de formas, estructuras y procesos que querían simular el movimiento de la maquinaría que revolucionaba el día a día de la época. Lo veréis mucho mejor en los diseños que os enseñaré en el post de mañana.


El color de piezas de la época se vio influido por otros movimientos como el expresionismo, rayonismo y orfismo, o los Fovistas como Matisse. El color pasó a ser parte fundamental del diseño, y empezaron a introducirse nuevos materiales y a combinarse piedras ya existentes para conseguir impresionantes efectos gracias al trato del color, de la misma manera que los pintores de los movimientos mencionados hacían con sus obras.


En esta época la sociedad se benefició de un enorme aperturismo , y fruto de los viajes a tierras lejanas (hasta entonces impensables), las culturas exóticas se convirtieron en una de las mayores y más prolijas influencias en las piezas del Art Déco, tanto en joyería como en arquitectura, moda y otras muchas disciplinas.


De Oriente vinieron el jade (de propiedades beneficiosas para la salud) y el coral, así como escenas varias, animales exóticos, arquitectura e incluso nuevas técnicas de trabajo como los lacados. De Egipto (pues estamos en el momento en que se descubrió la Tumba de Tutankhamon) llegaron los escarabajos y motivos alados y con flores de loto, las turquesas, los tocados tipo egipcio... esta temática y los ballets rusos sobre todo se extendieron como la espuma, e influyeron moda, espectáculos y cine de una forma global.


Tengo una selección de joyas de las diferentes temáticas con las que vais a alucinar... pero para verlas tendréis que esperar al post de mañana...

2 comentarios :

casalis2012 dijo...

Me encanta tu post sobre las joyas de art deco. La verdad esque las joyas son espectaculares. Decirte a ti y a tus lectores que en nuestra tienda onlien pueden adquirir este tipo de joyas www.latiendadelis.com. Felicidades por tu blog.

Ines Cruz dijo...

Gracias por tu comentario Casalis, la verdad es que son espectaculares!