miércoles, 5 de diciembre de 2012

Feeling foxy...

Recuerdo cuando en la película de “Tienes un e-mail” el tío de Tom Hanks enseñaba a una más que sorprendida Meg Ryan cómo era capaz de deletrear su nombre perfectamente: “F.O.X.” supongo que fue entonces cuando se afianzó mi interés por este creativo animalillo de pelaje pelirrojo y aspecto astuto que recorre los bosques del que me enamoré desde muy pequeña gracias a David El Gnomo.


Así que ahora me veo en la tesitura de confesaros un pequeña gran obsesión… desde que empezaron a proliferar los estampados de animales, he descubierto que uno de ellos se han convertido en mi debilidad… los zorros.


Si bien es cierto que gracias al desfile de Burberry el búho parecía ser el rey de la selva estos días, al final las prendas que más predominan son las de los de mi genial amigo. Una muestra, quizás, de la necesidad de mimetizarnos con las características de este animalillo del bosque, activo y siempre astuto, con una enorme capacidad de supervivencia que tanta falta hacen en los días que corren.


Como veréis en las fotos que adornan este post, cabecillas peludas se asoman desde los escaparates, cierran bolsos, o se acurrucan en motivos en calentitos jerseys de lana y sudaderas, o incluso corretean por camisas y calcetines con la misma libertad que lo harían en su hábitat natural.


Yo he sucumbido a la tendencia comprándome un jersey en SuiteBlanco ideal con un zorro en la pechera. Es, además, muy abrigadito. ¡A ver si puedo enseñároslo en mi próximo look!

No hay comentarios :