miércoles, 22 de agosto de 2012

1, 2, 3... Splash!

Ojiplática me he quedado con los escaparates de las tiendas de Lanvin (ojalá tuviéramos una tienda en Madrid para poder babear frente a su escaparate) llenas de color y desmesura, maniquíes de colores y una fuerza colosal... 




Me pregunto por qué las tiendas no harán más cosas de éstas, que no sólo llaman la atención, sino que se convierten en objetos de objetivos (sobre todo Instagram) y recorren la red con la velocidad de la pólvora... como está haciendo Loewe últimamente (increíble el escaparate que hizo Antonio Ballester Moreno para ellos) o Louis Vuitton con Kusawa. Qué bonito y qué fácil puede resultar lanzar un mensaje además de enseñar ropa bonita... ¿verdad?



Los de colores cálidos me han encantado... por el contraste entre la ropa plenamente invernal y el colorido más apto para la época del año en que se han montado estos escaparates (julio-agosto), los veo con mucha fuerza, ¿verdad?





Y ya que estamos hablando de impactos... ¿Qué os parece su nueva campaña? habíamos visto algunas imágenes (fabulosas, por cierto), pero el vídeo no creo que nos deje indiferentes tampoco. A mí se me hace un poco largo, no os voy a engañar, pero me gusta el hecho de ver las prendas en gente real para variar.

2 comentarios :

Fish In A Desert dijo...

Impresionantes!!! Qué pasada, son casi como instalaciones de arte contemporáneo!

Un besote!! http://miramodernonosoybethditto.blogspot.com.es

Medusita dijo...

¿gente real? jajajaja!
besitos