miércoles, 2 de mayo de 2012

DIY: Transfering art

Hoy os traigo un DIY muy especial, porque se trata de una colaboración con mi amigo y bloggero Ecléchico, más conocido como el Señor de las Gafas Amarillas... quien me hizo mi primera entrevista oficial.

Hace unos meses, llego a mi casa un sobre de tamaño folio con un diseño exclusivo que Ecléchico había creado para mí, parte de su primera incursión artística... ¡os podéis imaginar la ilusión que me hizo! Se trata de una impresión digital realizada sobre papel transfer, que permite que la imagen pueda transferirse a cualquier tela de algodón. El dibujo es un gato, y es doblemente especial porque es un diseño único que jamás volverá a repetirse en otro diseño suyo. Ecléchico ha querido llamarlo “incursión artística colaborativa”, ya que se necesita la colaboración entre el artista y el que adquiere la obra para que se realice la pieza final, lo que significa que la obra no está terminada hasta quien lo recibe lo pone en una prenda. a los ha expuesto en El Mercado de Arte del Colegio de Arquitectos de Cádiz y por lo que me contaba, con gran éxito.

Éste es mi gato:


Me encanta porque tanto los colores, como el motivo del fondo son estupendos, y creo que van perfectos con mi personalidad. Por eso quería buscarle una superficie adecuada, para no perderlo y a la vez tenerlo presente. ¡Por fin! después de meses buscando, encontré la superficie adecuada (un cojín) y me puse manos a la obra.



Lo primero que necesitáis para hacer un transfer, además obviamente del diseño a imprimir, es una superficie de algodón. En mi caso escogí un cojín de 60x60 de Zara Home (me ha costado encontrar algo liso muchísimo tiempo...). En cualquier caso, y sobre todo si es nuevo, debéis de lavar el tejido en la lavadora al menos una vez para asegurarnos de que luego no encoja, y plancharlo para que quede liso.

Los materiales

Una vez hecho esto, cogemos el transfer y recortamos como a medio cm de lo que queremos transferir.


A continuación lo que debemos hacer es coger la superficie sobre la que vamos a hacer el transfer, y colocarlo boca abajo, con las letras de la marca del papel hacia arriba, donde queramos que se transfiera. En mi caso quise centrarlo en el medio del cojín. Mientras, dejamos que la plancha coja temperatura a máxima potencia, hasta que se apague la luz de aviso.


Cuando la plancha y el transfer estén listos, empezamos a planchar sobre el papel, presionando unos 5 segundos de manera uniforme por toda la superficie del papel. Deberemos hacer esto hasta que la zona verde del dibujo de la marca se vuelva marrón. No os preocupéis, no significa que lo hayamos quemado, sino que el dibujo se ha transferido a la tela.


Para que el dibujo quede mate, tenemos que despegar el papel antes de que se enfríe. Si por el contrario lo que queremos es que quede con brillo, una vez planchado todo el dibujo esperaremos hasta que se enfríe por completo para quitar el papel. En mi caso prefería la primera opción, así que fui levantando el papel a medida que cambiaba a marrón.


Aunque no lo parezca, es bastante sencillo. ¿Veis cómo va quedando? 


Ahora sólo queda dejarlo enfriar, y una vez que esté, plancharlo con un folio sobre el dibujo para que el color del dibujo acabe de fijarse.

¿Qué os parece el resultado final?


¡¡Muchas gracias por mi gato, Manuel!!



5 comentarios :

Ría dijo...

Es una idea magnífica. Además de adornar cojines se pueden poner con bolsos y camisetas.
Un regalazo.

http://www.atitelavoyacontar.blogspot.com

A TRENDY LIFE dijo...

Qué chulada, es una idea genial!

Modaxatodas. Luisa dijo...

Q original!

me encanta!

besos

www.modaxatodas.com

Eva Rogado Cosmética dijo...

que chulo es una idea genial!
Besos desde Eva Rogado

Laura Abella dijo...

Hola, guapa!
He leído en un comment que una amiga tuya vendía bolsos satchel fluor? Informame please.
Un besito

(genial el gato)