lunes, 27 de febrero de 2012

Lo mejor y lo peor de los Oscars 2012

Ay... ¿me creeríais si os digo que esta alfombra roja me ha resultado un poco ni fu ni fa? a ver... vestidazos espectaculares, joyas de infarto... sí, sí, pero pocos riesgos y, por tanto, más aburrimiento del esperado. Lo de que se lleve el blanco es lo que tiene, que las alfombras rojas se llenan de brillos y pailletes y nos quedamos con ganas de más. ¡¡Qué tiempos aquellos de bellos colores y llamativos estampados!!

Con todo y como siempre, os ofrezco mi particular crítica de esta alfombra... 

Los looks más acertados...

Tengo dos favoritas indiscutibles, y da la casualidad (en serio) de que encima van vestidas de dos de mis casas favoritas. 

Jessica Stain escogió un vestido de McQueen que me ha tenido enamorada desde que vi el resumen de la pasarela, que supo combinar perfectamente con un cabello sencillo y unas joyas tirando a simples para restarle importancia.


Y una fantabulosa Gwyneth Paltrow, que lució un modelazo de Tom Ford elegante, sencillo, clásico y que le sentaba fenomenal. Acierto 100%


Otras que me gustaron mucho y que casualmente coincidieron en color fueron Natalie Portman (con un vestido vintage de Dior de 1954 que no ha dejado indiferente a nadie y que a mí me gusta por ser joven, distinto y arriesgado), Emma Stone (que acierta y gana apostando por colores fuertes) y Michelle Williams (que por cierto, se apunta a la tendencia del rojo + fucsia de la que os hablaba en este otro post).



Como ya he comentado, mucho blanco, crudo y lentejuela. Mi favorita de esta tendencia fue Octavia Spencer (que se llevó el Oscar, además) con un fabuloso Tadashi Shoji que marca sus curvas de una manera impecable, demostrando que aunque no tengas una talla 36, se puede ir bellísima con un vestido ajustado. Milla Jovovich en su línea (es espectacular, se ponga lo que se ponga) de Elie Saab y Shailene Woodley de Valentino, que aunque me pareciera que que le faltaba un puntito arreglado al look, le alabo el gusto.


Me encantó Glenn Close de Zac Posen (está estupendísima, y el color le sentaba divinamente) y me dejó.


Estrellas estrelladas...

Ay señor, señor... como en toda alfombra roja que se precie, tuvimos algunos descalabros, no muchos, es cierto (por aquello de no arriesgar, más que nada), pero haberlos, hailos: la primera, Jennifer López, que cometió varios errores: brillitos que marcaban la cadera+mangas con hombros al aire + cola de sirena + moño cardado... TOO MUCH! pero el peor fue atrever a comparar tipazo con Cameron Díaz.


A Rooney Mara (por muy buenos estilistas que la hagan lucirse últimamente) el vestido le hacía un pecho espantoso, y con lo blanca que tiene la piel, con ese peinado y los labios tan rojos... ni Givenchy la salva del fracaso. Busy Philips hizo honor a su nombre y recargó demasiado el look: o los pendientes, o los zapatos, y mucho mejor si el vestido hubiera sido liso. Y a la pobre Livia Giugglogli (vaya nombrecito) le diría que parecía un paquetito de regalo con tanta tela y tanto lazo, incluso en rojo Valentino (que además, le hacía un pecho horrible).


Adoro a Meryl Streep, sus trabajos, su personalidad... y aunque llevaba un Lanvin espectacular que no le sentaba nada mal, lo cierto es que parecía una estatuilla de Oscar. A la novia de George Clooney Stacy Keibler de Marchesa, le pasaba un poco lo mismo.


Y de la Princesa de Mónaco... ¡Ay, ay ay! ¿no creéis que el vestido parecía barato? y no hacía ningún favor a su figura tampoco...


Y, bueno, la mitad de la tabla: ni mejor ni peor...
Que viene siendo una posición algo firme, ya que no hay nada como dejar indiferente, pues hubo varias señoritas: Angelina Jolie de Versace Atelier luciendo pierna (aunque esté muy guapa, va nada más que correctamente vestida, sin más ni más), Cameron Díaz de Gucci (que por una vez no supo arriesgar, y por eso se ha quedado a medio camino de todo) y Snadra Bullock de Marchesa (otra como Angelina).



Y por último, y no por ello menos importante... la "maldición" de las gasas: a una porque es un vestido demasiado para su edad ( Sarah Hyland de Marchesa), a la otra porque ni siquiera el llevar un vestido de seda orgánica y contra el maltrato a los gusanos de seda le ayudó a captar adeptos (Missy Pyle) y Pe, porque estaba pastelona nada más con su Armani. Yo no sé si era el color, el peinado... parecía rescatada de una serie de época, y no me entusiasmó su look. 


¡Que vuelva la Pe de antes, que me hacía aplaudir sus elecciones!


¿Y vosotros qué pesáis? ¿Quiénes fueron vuestras favoritas?

5 comentarios :

Martina dijo...

Pues coincido con tus top 2! Y Natalie Portman y Glenn Close también me gustaron.
No he visto todos los vestidos que circularon por la alfombra roja, pero es verdad que en otras ediciones se han visto cosas más espectaculares.

C dijo...

Con mucha, mucha diferencia, Gwyneth Paltrow.
El vestido-capa, el look...para mi era impecable y absolutamente perfecto! Hacía tiempo que no veía a alguien tan elegante con líneas tan depuradas y sencillas.
:)
Feliz semana guapa!

Antonio Jurado dijo...

me encantó Gwyneth Paltrow! La primera chica del post tb me gusta!

Besos desde
http://www.yoavogueytuacalifornia.com/

Nuria P. Yáñez dijo...

totalmente de acuerda, caí rendida ante el Tom Ford de Gwiyneth Paltrow, imponente y muy muy elegante.
lo de Penélope Cruz tiene su mérito porque no ha dejado indiferente a nadie, hay variedad de opiniones acerca de un look recargado y demasiado sobrio, falla algo en el conjunto.
el Elie Saab de Milla Jocovith era totalmente espectacular a mi parecer.

un beso.

Nana Sánchez-Dopico dijo...

Me ha encantado el post!