martes, 2 de marzo de 2010

Blogger Power, ¿sí o no?

Me siento inspirada por las chicas de 3blogs3 a escribir mi propia y pequeña editorial sobre el tema, ya que tan de moda está, a la vista de la presencia de los bloggers en las últimas pasarelas. No sé si es que tengo ya percepción selectiva o qué, pero el tema, además, parece que me bombardeara desde distintos foros: Twitter, Facebook, editoriales en revistas impresas… si a eso le añadimos el protagonismo absoluto a nivel de trend-setting que muchas bloggeras están teniendo (me vienen nombres a la cabeza como el de Tavi o Alexa Chung), parece que el tema está más que justificado… incluso aquí, en la Capital de las Españas (donde siempre parecemos a la cola de todo) se les dedicó un espacio delimitado en el ASUS BLOGGER SPACE, lo que me parece un verdadero acierto en los tiempos que corren…


Sin embargo, la pregunta está ahí ¿son los bloggers las nuevas editoriales de moda a seguir? ¿Desaparecerán entonces las versiones impresas?


Pues mi respuesta es sí, y no.


Sí por una cosa muy sencilla: los bloggers nos ofrecen el don de la inmediatez, la ventaja de la instantaneidad. Están ahí, en el front row, y nos narran lo que todos querríamos ver con nuestros propios ojos sin que tengamos que esperar al número del mes siguiente para disfrutarlo. En una frase sencial: lo quieres, lo tienes.


Sin embargo, por esa misma virtud de la inmediatez, al menos en el seguimiento de pasarelas, nos perdemos algunos detalles que sólo son posibles de ver en los fantásticos y cuidados editoriales de las revistas impresas, y de ahí mi no en respuesta a la pregunta anterior. Sólo teniendo la revista delante, con su luminoso papel, podemos apreciar los detalles en bordados, costuras, botones y tejidos, que es muy difícil de observar cuando las imágenes proceden de un móvil o blackberry.


Otra ventaja de los blogs es lo que a mí me gusta denominar la “democratización de la moda”. En primer lugar, muchos de los que publican sus opiniones en sus blogs, se dedican a esto de manera altruista, sin verse obligados a rendir pleitesía a jefes, ni anunciantes… sólo al instinto, a los gustos personales… las marcas, los diseñadores, pueden saber lo que el público realmente opina de sus creaciones, y pueden captar el pulso del mercado con darse un paseo por las webs más relevantes. Otro punto relativo a esta democratización es el hecho de que el sueño de muchos (entre las que me incluyo) sería trabajar en una revista como Vogue, pero la realidad es que es extremadamente complicado. Hace falta experiencia (que no se consigue más que con experiencia), y en la realidad resulta, a nivel profesional, un mundo algo endogámico, por lo que es tremendamente complicado meter la cabeza. Los blogs dan la oportunidad de dar a conocer tu punto de vista, tu pasión y, te dan una visibilidad que, de otro modo, sería imposible. También tienen una ventaja añadida: son gratuitos, y es tan fácil crearlos, como encontrarlos y hacerse seguidor.


Pero es importante tener en cuenta que no todo el mundo vale, y por tanto, no todos los blogs tienen el mismo peso. ¿Por qué espacios como el de Miss at la Playa son internacionalmente reconocidos? Por una razón muy sencilla: su profesionalidad. No se trata sólo de opiniones vertidas al viento, sino que se trata de post documentados y de calidad, y por eso tiene tantos seguidores y son nombrados más allá de nuestras fronteras en foros tan prestigiosos como El British Fashion Council.


¿Deberían pues, desaparecer las revistas impresas? rotundamente NO. No concibo las mañanas del último fin de semana de mes sin mi café y mi revista de turno (Bienvenida al grupo Harper's Bazaar España) con sus impecables y bellas fotografías, a veces más parecidas a arte que a algo que se pueda llevar puesto... y seamos sinceros. Nos encanta que exista la Wintour, su figura, su imagen de mujer fría y calculadora, azote de diseñadores e incumbradora de modistos por igual.


Sin embargo, sí que considero que algo de miedo a los bloggers deberían tener, miedo del bueno, quiero decir. Miedo del que te empuja a hacer cosas nuevas, a afrontar nuevos riesgos, a probar nuevas fórmulas (vemos el ejemplo de Vogue España, que invitó a un número de bloggers a la presentación de su nueva web - lo que le granjeó opiniones de heavy users, así como notoriedad en su público objetivo), a think a bit out of the box y a colaborar...


Ahí os dejo el debate.

No hay comentarios :