jueves, 6 de agosto de 2009

London Girl XIII. Tea at five

Quedan 2 días para que me vaya y a mamá se le ocurren de pronto cosas que comprar y que hacer. Go figure. Ella es así.

En clase nos ponen The September Issue. Un documental todavía sin estrenar sobre el lanzamiento del número de septiembre de Vogue del año pasado. A pesar e la precariedad del visionado (en uno de los portátiles de las chicas), nos concentramos alrededor de la pantalla ansiosas por verlo. Anna Wintour es tan fría como la pintaban en El Diablo Viste de Prada, o peor. Su fashion editor, sin embargo, me fascina… y disfruto con el documental como una enana. Me lo llevo en el pincho… haré más visionados en Madrid, en una pantalla sólo para mí.

Nuestra revista está prácticamente culminada, y tiene hasta nombre: 90º “dale una vuelta a tu revista de moda”. Es en horizontal, será cuatrimestral, y su objetivo es presentar la moda y su colaboración con otras disciplinas desde otro punto de vista: colecciones desde la inspiración a las pasarelas, moda y arquitectura, historias cortas… al profesor le encanta. Por cierto que hoy nos lleva a una exposición titulada “About a boy” sobre un estilista de moda masculina famoso. La exposición es breve (apenas unas 20 fotografías), y creo que no nos gusta a ninguna, por una clara imaginaria sexual gay que no nos motiva demasiado. Hace tanto calor en el museo que salimos de allí raudas y veloces tras presentar el proyecto al teacher.

Esta tarde nuestros planes querían llevarnos al Madame Tusseud’s, y digo querían porque cuando llegamos allí, hay hora y media de cola para entrar. Eso y las 25 libras son claras señales de que no está escrito que lo visitemos. No importa… decidimos darnos un homenaje en Fortnum &Mason, una exquisita tienda de delicatessen dulce con tetería mega lujosa en la azotea. Son 30 libras de exquisito te (con lo poco que sabéis en general me gusta), mini sandwitches, hot cross buns, tostaditas con confitura y pastas ideales acompañadas a ritmo de piano jazz. Ni que decir tiene que disfrutamos como unas enanas. Luego nuestros caminos se separan.

Yo tengo entradas para ver el Musical de Wicked, que llevo meses queriendo ir. La entrada resulta mejor de lo que espero y el musical también. Me encanta la historia y disfruto con la música, la voz de Elphaba me deja más de una vez con los pelos de punta. Radicalmente distinto al del Rey León, más adulto, me satisface de manera distinta. ¿Lo recomiendo? Definitivamente. Nuevamente los decorados y el vestuario, el montaje en general, me maravillan y sorprenden…

No hay comentarios :