jueves, 1 de enero de 2009

Feliz 2009

Día 1 de enero, día de bienvenida al año que sabe como un domingo cualquiera. Aunque sea Jueves.

Pasé una Nochevieja tranquila. Eso como todos los años, con la diferencia que éste, Papá estaba de guardia. A la gente que se lo cuento en el curro le asombra, e incluso incomoda la idea. Lógico… no saben que ya va para 25 años que estas cosas ya no afectan. Así pues, cambiamos la tradicional fondue por aperitivos y variedades de sushi (genial idea, mamá!) y un trocito de esa tarta de zanahoria que me vuelve loca. Y una botella de lambrusco a pachas entre las dos. Eso, eso también.

Uvas con Ramonchu. Otra tradición inevitable. Me las comí todas, no sin esfuerzo, no porque las uvitas de mastercard no fueran lo suficientemente claras, sino por el amasijo moscatel que me quedó al sonar la última campanada.

2:00 AM, Agnes a mimir, y a soñar con los angelitos y con los deseos para el 2009.
.

No hay comentarios :