viernes, 10 de octubre de 2008

La importancia de los 360º

Siempre he creído en la importancia de aunar esfuerzos a la hora de hacer una campaña de marketing entre todos los departamentos de una compañía, pero ahora que “estoy en el mercado”, como dice un amigo, me he reafirmado en mi teoría.

Sobre todo en los tiempos que corren, en que la crisis aprieta el bolsillo del consumidor, y las marcas blancas se hacen cada vez más atractivas (otro día os hablaré de eso), se hace fundamental que las marcas fabricantes hagan un esfuerzo adicional para demostrar a los clientes sus elementos diferenciadores. Diferenciación y crisis a parte, la verdad simple y llana es que el consumidor final se está profesionalizando, y ya no le vale una campañita cualquiera para comprar un producto.

En este contexto, gana importancia la comunicación 360 grados, que básicamente consiste en envolver al consumidor del mismo mensaje, pero desde diferentes plataformas, alineándolas todas ellas para que cobre coherencia, solidez y significado. Se trata al final de sacarle partido a la gran cantidad de medios que se encuentran a disposición de todos en la actualidad: medios tradicionales (prensa, televisión, radio), Internet, publicidad callejera… de una forma original y que despierte interés y curiosidad, pero que no agobie al consumidor y se adapte a sus intereses y necesidades. ¿Complicado? Mucho. Y sin embargo hay empresas que lo consiguen. Veamos el ejemplo de Absolut Vodka, cortesía de Marketing News (1).

Bajo el título de “In an Absolut World” y de la mano de la agencia Wysiwyg, Absolut creo una comunicación basada en la idea de cómo sería el mundo si fuera tan perfecto como su vodka. El éxito de esta campaña se debió a que la agencia supo adaptar la idea a cada medio, aprovechándose del potencial que cada uno ofrecía, ganando así en notoriedad e impacto. Por ejemplo, aparecían banners que no sólo eran distintos en tamaño y forma, sino sorprendentes en tanto en cuanto presentaban ejecuciones diferentes adaptadas a cada soporte, y con mensajes adecuados para ellos: los periódicos digitales sólo publicarían buenas noticias; en Youtube se podría descargar palomitas; en el Messenger, María_23 realmente tendría 23 años y sería una mujer.

Según la agencia, los resultados fueron muy positivos con cifras de CTR en torno al 48% (2). Gracias a que supieron adaptar su campaña tanto a nivel nacional como en términos de soportes, consiguieron que la adaptación a los intereses de sus usuarios fuera óptima, lo que supuso que al final tuvieran que realizarse un 5% más de las impresiones inicialmente previstas.

He aquí una muestra de cómo estudiando a conciencia al consumidor, y conociendo sus hábitos, se puede conseguir una campaña notoria y con impacto, y que repercuta en el devenir de una cuenta. Y si encima le añades un toque de picardía, descaro y, ¿por qué no? Riesgo… el éxito está asegurado.< (1) podéis leer la noticia aquí:

http://www.marketingnews.es/Noticias/Gran_consumo/20080930005

(2) CTR: Conocido también como Tasa de clic, es el método para medir las veces que un banner es pinchado respecto a las veces que es visualizado. El CRT es el número de veces que un banner es visualizado dividido por el número de veces que es pinchado. Por ejemplo, si un banner tiene un CRT de 20:1 indica por cada 20 veces que el banner es visualizado una vez es pinchado, es decir el banner es pinchado un 5% de las veces. Cuanto mayor es este ratio mejor es el banner.

No hay comentarios :