lunes, 28 de julio de 2008

De vuelta y media

Hacía apenas 8 horas que estaba en España y ya andaba por el metro como si China simplemente no hubiera existido. Es curioso lo rápido que pasa el tiempo. De pronto estás en el aeropuerto esperando a que salga tu maleta tras 24 horas despierta, más de 12 horas de vuelo y una escala en Ámsterdam, con 3 semanas de viaje alucinante a las espaldas; y al momento te encuentras yendo al trabajo, escaleras abajo por el metro, tratando de averiguar si China fue un sueño maravilloso o una fantástica realidad que lamentablemente ha dejado ya paso a una etapa siguiente.

Y es que China no ha sido sólo un viaje más. China ha sido EL VIAJE, con mayúsculas. Lejos de querer ser cursi, pero siéndolo irremediablemente, he pasado 3 de las mejores semanas de mi vida rodeada de gente fabulosa en un país increíble. Traigo en la maleta no sólo imitaciones, regalos y ropa, sino cantidad de experiencias que compartir con todo el que quiera. Traigo también nuevas amistades que espero que duren (los mensajitos que me han dado hoy la bienvenida en el e-mail me hacen pensar que sí). Toneladas de fotos. Una nueva visión sobre China, ya alejada de prejuicios e ideas preconcebidas. Cientos de historias que contar. Y sobre todo, una gran satisfacción por haberme decidido a hacer este viaje.

La incorporación al trabajo dura, para qué nos vamos a engañar. No tanto por el cansancio, sino por la morriña: la nostalgia de no encontrarme con todos los Xinitos en el hall de la residencia listos para tomar de nuevo China, viajar en el metro con completos desconocidos en vez de en ese fantástico autobús sin amortiguadores, desayunar café no envasado, beber agua del grifo en vez de tang naranja... menos mal que al llegar hoy a casa algo se me ha pasado la pena al comprobar que en mi bandeja de correo aguardaban varios mensajes de los Insiders… Ingeniero, tío, ¡¡qué eficiencia con lo de la web!! Apenas unas horas después de llegar a España tenemos ya lista la página con video de recuerdo y todo. Así sí que se puede.

En fin, que ahora toca recuperarse del Jet Lag, organizar las fotos, colgarlas en Facebook y deshacer la maleta (no creo que hoy me anime, ciertamente). Según vaya teniendo tiempo iré colgando aquí un diario de guerra sobre mi estancia en china en sus días correspondientes, viendo que desde allí fue imposible con la censura a facebook y por la falta de tiempo. Los que queráis animaros y leer mis aventuras, sed bienvenidos. Como siempre, ésta es vuestra casa.
.

No hay comentarios :