miércoles, 18 de junio de 2008

Comidas de niñas e infancias ¿felices?

Parece que por fin se instala el calor y el buen tiempo en la capital de las Españas, tras varias semanas de depresión al levantarse y comprobar cómo nos acompañaban día tras día nuevas mañanas de lluvia.

Por eso, para celebrarlo, S. nos ha invitado a las niñas hoy a su casa a comer. Un fabuloso chalet cerquita de la oficina con piscina que ha hecho las delicias de todas nosotras y ha provocado nuestra tardía... muy tardía, vuelta a la ofi. Entre otros temas, no podía faltar el de los chicos, y las locas de la pradera han acabado por adjudicarme como fichaje al abogado K, porque pegamos y hay mucho buen rollo entre nosotros (palabras teztuales de más de una). He de confesar, que me ha traicionado la mirada, y la tranquilidad con la que he asumido semejante empaquete. ¿Qué la idea se me había pasado por la cabeza? pues claro que sí. El chico me encanta. Me hacer reír, y tenemos más amigos comunes de lo que uno pudiera imaginar. ¿Problema? está tirándole chinitas a otra, con lo que, hoy por hoy, no hay nada que yo pueda hacer más que tirar las chinitas correspondientes.

En fin, pilarín. No hay nada como tener varias opciones, right?

Esta noche, además, más cositas buenas. Que ésta parece ser una de esas semanas fabulosas en las que todo mola. Hemos ido un grupo de gente de Mundo K ha ver la obra de teatro "Espinete no existe", y lo hemos pasado fenomenal. Llevaba años queriendo ir y, tras el desplante final hecho por Belle a este respecto, decidí que ahora, o nunca. Y menos mal. Decir que me ha gustado sería quedarme rematadamente corta... así que haceros una idea. He cantado, reído sin para y disfrutado como una enana.

Os dejo una crítica más completa que he encontrado por ahí:

Eduardo Aldán ofrece un espectáculo para nostálgicos con el monólogo cómico 'Espinete no existe'. La novedad de la obra, con karaoke incluido, es para el actor entresacar "los aspectos oscuros de la infancia"

MADRID, 03 (EUROPA PRESS)

El actor Eduardo Aldán ofrece desde el día 5 hasta finales de junio un espectáculo para nostálgicos con el monólogo cómico 'Espinete no existe' en el "único" escenario de Madrid apropiado para el show, la "íntima" Sala Pequeña de Gran Vía Teatro. La obra, que está ambientada en un escenario "muy retro-pop" con imágenes de la época y cuenta con un karaoke para reconocer la música de los spot y los temas más significativos, es "lo más ambicioso" que ha hecho el humorista, autor y productor del montaje junto a Smedia, comparándolo con sus trabajos en televisión.

Aldán considera que "unir humor y nostalgia" es bien acogido por el público y prueba de ello nombró "el éxito" de la serie 'Cuéntame' o las 4.000 localidades ya vendidas de esta función antes de su estreno. Además, el actor dijo que ya ha probado el monólogo los pasados tres años "en pequeñas piezas" y ha comprobado que "funciona", no solo entre el público al que iba especialmente dirigido, la generación de Espinete, sino con sus padres e incluso abuelos.

El menos conocido pero más carismático actor de 5 hombres.com, quiere que el público recuerde "las pequeñas cosas que nos han marcado", entre ellos el material escolar (cuadernos Rubio incluidos) o los juguetes Playmobil. "A la infancia se llega por los detalles", y así quiere hacer disfrutar de los pequeños placeres de entonces no solo a través del tacto sino del olor y del gusto por lo que repartirá a los asistentes chucherías, bollitos o batidos, eso sí, todo rosa en recuerdo de 'Espinete'. "Intentaré ser un niño para que la gente pueda volver a serlo", dijo el único protagonista del montaje.

ASPECTOS OSCUROS DE LA INFANCIA

La novedad es que la representación familiar tiene un punto "canalla", pues si bien "no va a destripar nada" a los niños que se cuelen en el teatro, se hace una crítica a los momentos "oscuros y tenebrosos" de la infancia, por ejemplo "decir que nada de lo que creíamos existe". El que ha sido también actor y guionista de 'Un, dos, tres' reconoció sin embargo que "los deseos no se cumplen por que la gente deja de creer en ellos".

"Mezcla de risa y llanto", definió finalmente los efectos de la representación el que ha sido presentador de 'Caiga quien caiga'. "Creo que se puede conseguir tocar el corazón al tiempo que hacer reír", declaró el actor para quien "la gente que no tiene humor no puede ser inteligente".

Para alcanzar el objetivo del proyecto y frente a los nervios de estar solo en el escenario, Aldán confía en "la energía del esfuerzo físico" que en su opinión "el público valora y aplaude mucho". Adelantó que en "la reunión de amigos o fiesta infantil" en que se convierte el espectáculo, estará presente continuamente "aunque haya vídeo". "Si yo disfruto, disfrutarán los demás", agregó respecto a la obra "más personal".

Preguntado sobre si el erizo rosa de 'Barrio Sésamo' le marcó especialmente, contestó que más bien representa al único canal de la televisión que era "su ventana al mundo". Y añadió que "ha reservado" a su compañero de programa, Don Pimpón, para la segunda parte "dentro de 15 años", apostando por el éxito de la primera.


Uno de los momentos que más impactó al público fueron, sin duda alguna, estas imágenes sacadas de el archiconocido programa de los Payasos de la Tele... espeluznante documento gráfico que puede que os dificulte dormir esta noche, avisados quedáis.




Entonces, a lo que vamos siempre: ¿Recomendaría esta obra? desde luego que sí. Edaurdo hace un trabajo impecable y simpático con esta obra, en la que no sólo se dedica a contarnos su monólogo, sino del que nos hace partícipes una y otra vez preguntandonos por nuestros recuerdos de aquella complicadísima etapa de nuestras vidas que fue la infancia.

No hay comentarios :